Macarons de chocolate rellenos de plátano y curry

Las claves

  • Ingr. prin.: Chocolate
  • Plato: Postre
  • Estilo: Cocina francesa.
  • Ambiente: De etiqueta.
  • Tiempo: alto
  • Dificultad: medio
  • Comensales: 4

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • 140 gr claras de huevo
  • 260 gr azúcar glass
  • 140 gr almendra molida o harina de almendra
  • 40 gr cacao de gran calidad en polvo
  • 40 gr azúcar blanco
  • 3 plátanos maduros
  • 1 cucharada mantequilla sin sal
  • 30 gr azúcar blanco (separado de los otros 40 gr)
  • 2 cucharaditas curry en polvo

Preparación de la receta


PARA ELABORAR LOS MACARONS DE CHOCOLATE:
En primer lugar tamizamos el azúcar glas junto con la almendra molida y el cacao en polvo; las reservamos hasta el momento de su uso.

A continuación empezamos a montar las claras envejecidas (¡recuerda que el cuenco y las varillas deben estar limpias y secas!). Cuando empiecen a espumar, y sin dejar de batir, vamos añadiendo el azúcar a cucharadas. Seguimos batiendo hasta obtener un merengue consistente que no se caiga al dar la vuelta al bol.

Ha llegado el momento de conseguir el macaronage. Añade la mitad de la mezcla de azúcar glas, cacao en polvo y almendras molidas a las claras y mezcla con la ayuda de una espátula lo justo para que se integre. Agrega la otra mitad de almendra y mezcla con movimientos envolventes hasta conseguir el temido punto de lava (es decir, ni demasiado líquidos ni demasiado rugosos).

Pega el papel para horno en la bandeja poniendo un poco de masa en las cuatro esquinas (si necesitas una guía para que te salgan todos los macarons del mismo tamaño, puedes dibujar redondeles con un rotulador comestible en la parte de abajo de la hoja de papel de horno sobre la cual vas a darles forma).

Rellena una manga pastelera con la masa, colócala en horizontal y presiona levemente hasta conseguir el diámetro deseado. Si la mezcla está en su punto de macaronage, el pico que deja la boquilla al hacer la concha debería desaparecer en pocos minutos, si no lo hace puedes usar un pincel un poco húmedo para quitarlo con cuidado.

Llega el momento de que dejemos secar el macaron hasta que al tocarlo con la yema del dedo lo notemos durito y nada pegajoso ¡No me seas impaciente! El tiempo de secado puede extenderse entre 1 y 4 horas dependiendo de la temperatura y humedad de tu casa.

Los horneamos durante 12 minutos en el horno precalentado a 150 ºC o hasta que estén listos (lo sabremos porque las conchas estarán duristas por arriba y lisas por debajo). En este momento, sacamos la bandeja del horno y los dejamos enfriar unos 10 minutos antes de despegarlos del papel. Los vamos a hornear el tiempo justo y necesario, ya que o que buscamos es que mantengan el color, no que se doren.


PARA PREPARAR EL RELLENO DE PLÁTANO Y CURRY:
Empezamos cortando el plátano en trozos pequeños y lo colocamos en una sartén a fuego medio junto con la mantequilla, el azúcar y el curry. Cuando coja temperatura vamos aplastando el plátano con una cuchara de madera hasta obtener una especie de mermelada de plátano. En ese momento retiramos del fuego y dejamos enfriar.


MONTAJE DE LOS MACARONS DE CHOCOLATE RELLENOS DE PLÁTANO Y CURRY:
Una vez se hayan enfriado tanto las conchas de chocolate como el relleno podremos proceder con el montaje. Para ello introducimos el relleno en una manga pastelera y colocamos una pequeña porción sobre una concha de chocolate, tapamos con otra y presionamos ligeramente para que el relleno se expanda.


Foto del plato terminado:

Trucos

TRUCOS, CONSEJOS Y ELABORACIÓN DE LOS MACARONS:
Son muchos los factores que influyen a la hora de obtener un macaron desastroso, pero ahora vamos a ser positivos y a centrarnos en conseguir un macaron más que decente:

El azúcar glas: tiene que ser comprado, ya que los almidones que lleva son necesarios para un buen macaron ¡no se vale hacerlo nosotros mismos
La almendra: si utilizamos harina de almendra obtendremos unos macarons más lisos, pero si no sabes dónde encontrarla puedes usar almendra molida fina sin piel. Incluso puedes molerla tu mismo y tamizarla.
Las claras: no nos sirven las claras pasteurizadas, debemos usar claras envejecidas de huevos frescos. ¿Qué es una clara envejecida? para obtenerla debes separar la yema de la clara uno o dos días antes, taparlas con papel film y conservarlas en la nevera para que pierdan humedad. Si al igual que me pasa a mí no eres tan previsor y decides hacer macarons de un momento para otro, puedes introducir las claras 8 segundos en el micro para que no estén tan frías y pierdan un poco de humedad.
El colorante: en caso de querer usarlo, lo usaremos en pasta o gel, ya que con poca cantidad se obtienen buenos resultados y la masa se altera lo menos posible (al usar un colorante líquido debemos poner mucha cantidad y eso nos aguaría la masa). Debes tener en cuenta que el colorante lo añadiremos al merengue, por lo que cuando añadamos el resto de ingredientes el color se va a apagar un poco, por ello le daremos un puntito más de intensidad del que queramos conseguir.
El horno: tener controlada la temperatura del horno es primordial para que nos salga el macaron perfecto, así que si tu horno hace de las suyas ha llegado el momento de cambiarlo o, por lo menos, comprarte un termómetro para el horno. Queremos conseguir una temperatura de 150 ºC, si es superior en el mejor de los casos tostaremos el macaron y perderá su color; si no estás seguro de la temperatura es mejor que la bajes un poco y alargues el tiempo de horneado. Lo que buscamos es que el macaron se seque, manteniendo así su color y brillo.
El secado del macaron: no te impacientes, es uno de los pasos más importantes y uno de los principales motivos por los que podemos fracasar. El tiempo puede variar entre 30 minutos y 2 horas dependiendo de la humedad de tu casa; si quieres acelerar el tiempo de secado, puedes introducir los macarons en el horno a 30-40 ºC unos 10-12 minutos.

¡Encuentra todo lo que necesitas para preparar esta receta en nuestra Tienda de Canal Cocina!

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina