Tarta de trufa de chocolate
Los postres especiales de Anna Olson      Ep: 3

Las claves

  • Ingr. prin.: Masas y Hojaldres
  • Plato: Postre
  • Estilo: Cocina dulce, Cocina de fiesta.
  • Ambiente: Celebraciones, De la abuela.
  • Tiempo: alto
  • Dificultad: alto
  • Comensales: 10
  • Programa: Los postres especiales de Anna Olson
  • Episodio: 3

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • Para el bizcocho:
  • 175 ml de café caliente
  • 90 g de chocolate negro
  • 300 g de harina todo uso
  • 150 g de azúcar
  • 60 g de cacao negro en polvo
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • ¾ cucharadita de levadura química
  • ½ cucharadita de sal
  • 150 g de azúcar moreno
  • 175 g de mantequilla
  • 60 ml de aceite vegetal
  • 175 ml de leche
  • 4 huevos grandes2 yemas
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Para el relleno de crema de trufa:
  • 175 ml de leche
  • 175 ml de agua
  • 45 g de cacao negro en polvo
  • 140 g de azúcar
  • 3 yemas
  • 30 g de maicena
  • 90 g de chocolate negro
  • 45 g de mantequilla
  • Para la cobertura de ganache:
  • 180 g de chocolate negro
  • 125 ml de nata
  • 30 g de mantequilla
  • Láminas de oro comestible

Preparación de la receta



En el capítulo 3 del programa de televisión Los postres especiales de Anna Olson, Anna Olson prepara la receta de Tarta de trufa de chocolate.

Precalentamos el horno a una temperatura de 180°C. Engrasamos ligeramente 3 moldes redondos de 20 cm. Forramos los fondos con papel vegetal y espolvoreamos los lados con harina quitando el exceso.


Vertemos el café caliente sobre el chocolate en un bol pequeño. Lo dejamos reposar por un minuto y luego batimos la mezcla hasta que esté suave. Podemos hacerlo mientras aún esté caliente.


Tamizamos la harina, el azúcar, el cacao en polvo, el bicarbonato de sodio, la levadura y la sal en el recipiente la batidora con el accesorio de la pala. Añadimos el azúcar moreno, el aceite y los trozos de mantequilla mezclándolos a velocidad media, aproximadamente 3 minutos, hasta que los trozos grandes de mantequilla ya no sean visibles.


Batimos la leche, los huevos, la yema de huevo y la vainilla. Lo echamos todo a la masa de harina y mezclamos a velocidad baja hasta que los ingredientes se integren. Aumentamos la velocidad a media, batiendo hasta que la mezcla quede suave y espesa, aproximadamente 1 minuto.


Al final, añadimos el chocolate fundido y mezclamos nuevamente a velocidad media hasta que quede suave, aproximadamente 2 minutos.


Dividimos la masa entre los moldes, dándole un golpecito a los moldes para eliminar las burbujas de aire. Horneamos la masa de 30 a 35 minuto. Lo dejamos enfriar en los moldes y después desmoldamos para que se enfríe.


Para el relleno de chocolate, en una cacerola mediana calentamos 125 ml de leche, agua, cacao en polvo y 70 g de azúcar. Lo mezclamos y dejamos a fuego medio. Mientras la leche se calienta, en un bol mediano batimos 60 ml de leche y agua con 70 g de azúcar, las yemas de huevo y la maicena. En otro bol más grande, ponemos el chocolate y la mantequilla.


Una vez que la leche hierva a fuego lento, lo vertemos lentamente sobre la mezcla de huevo sin dejar de batir. A continuación, devolvemos la mezcla a la cacerola. Continuamos batiendo a fuego medio hasta que el relleno espese, se vea brillante y comience a burbujear.


Lo pasamos a un bol con la mantequilla y el chocolate, batiendo hasta que ambos se derritan. Añadimos la vainilla. Tapamos el bol y lo dejamos a enfriar durante una hora a temperatura de ambiente y luego lo enfriáremos durante al menos 4 horas antes de usar.


Para la cobertura de ganache, ponemos el chocolate en trozos en un bol. Calentamos la nata y la mantequilla a fuego medio hasta que hierva. Vertemos sobre el chocolate y dejamos reposar un minuto. Batimos o revolvemos lentamente la ganache hasta que esté suave. Dejamos enfriar durante 30 minutos y luego enfriamos durante otros 30 minutos hasta que se pueda untar.


Para montar, colamos la primera capa del bizcocho sobre una fuente. Extendemos uniformemente un cuarto del relleno de chocolate y cubrimos con un segundo bizcocho.


Repetimos con el relleno y el bizcocho. Extendemos la mayor parte del relleno restante sobre la parte superior, haciéndolo lo más nivelado posible y usamos el relleno restante para cubrir los laterales. Si la ganache aún está demasiado fluida, enfriamos el pastel hasta que esté listo. Con ayuda de una espátula alisamos la ganache en los laterales y el borde superior de la tarta.


Decoramos con láminas de oro comestibles.


TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina