Crema de mantequilla suiza
Los postres especiales de Anna Olson      Ep: 4

Las claves

  • Ingr. prin.: Otros
  • Plato: Postre
  • Estilo: Cocina dulce, Cocina de fiesta.
  • Ambiente: Celebraciones.
  • Tiempo: bajo
  • Dificultad: bajo
  • Comensales: 20
  • Programa: Los postres especiales de Anna Olson
  • Episodio: 4

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • 6 claras de huevos grandes, temperatura ambiente
  • 340 g de azúcar blanquilla
  • 365 g de mantequilla sin sal, en trozos, temperatura ambiente
  • 2 cucharaditas de extracto puro de vainilla

Preparación de la receta



En el capítulo 4 del programa de televisión Los postres especiales de Anna Olson, Anna Olson prepara la receta de Crema de mantequilla suiza.

Echamos las claras de 6 huevos y el azúcar en un recipiente de metal y lo colocamos sobre una cacerola llena de 5 cm de agua hirviendo a fuego lento. Batimos a mano constantemente (pero no vigorosamente) hasta que la mezcla alcance una temperatura de 65 ° C en un termómetro de repostería, aproximadamente 6 minutos.


Vertemos la mezcla a un bol y con una batidora eléctrica batimos a alta velocidad hasta que el merengue se haya enfriado a temperatura ambiente (en este punto mantendrá un pico rígido).


Con la batidora a alta velocidad, añadimos despacio la mantequilla en trozos. Al principio, el merengue mantendrá su volumen, luego la crema de mantequilla se desinflará un poco y se volverá muy cremosa. Incorporamos la vainilla. Lo usamos inmediatamente o cubrimos y guardamos en la nevera o congelador para su uso posterior.


Para usar el glaseado una vez que se haya enfriado, lo dejamos a temperatura ambiente.


Luego, volvemos a batirlo para que quede esponjoso y fácil de untar.


Ahora montamos la tarta. Empezamos cortando cada bizcocho por la mitad de modo que tengamos 4 capas de 23 × 33 cm cada una. Ponemos la primera capa de bizcocho de chocolate en una tabla de cortar o en un soporte para las tartas. Extendemos una capa uniforme de crema de queso (usando aproximadamente un tercio) y luego, sin apretar, esparzamos 125 ml de mermelada.


Colocamos una segunda capa del bizcocho y repetimos con crema de queso, pero sin la mermelada. Seguimos con la tercera capa de bizcocho, crema de queso ,125 ml restante de mermelada y la capa final de bizcocho. Enfriamos la tarta durante una hora antes de glasearla.


Vertemos una cantidad generosa de crema de mantequilla suiza sobre la tarta y la extendemos de tal manera que la tarta esté completamente cubierta y la crema esté nivelada. Hacemos que el glaseado quede justo sobre los bordes de la tarta; esto hará que sea más fácil darle un borde limpio a la tarta cuando se encuentre con el glaseado de los lados.


Aplicamos el glaseado a los lados de la tarta, extendiéndolo para que se encuentre con el glaseado que sobresale desde la parte superior para hacer un borde preciso. Usamos el glaseado restante para colocar los detalles alrededor del borde superior y decoramos la tarta como más nos guste.

Trucos

Este glaseado de crema de mantequilla suiza es suave, dulce y mantecoso de tal modo que mantendrá cada pequeño detalle y cada movimiento de espátula. Se fija con bastante firmeza cuando se enfría, lo que hace que la tarta sea fácil de transportar, pero se derrite en la punta de la lengua cuando la comes.


TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina