Tortilla de patatas "lechuza"

Las claves

  • Ingr. prin.: Huevos y Lácteos
  • Plato: Plato único
  • Estilo: Tortillas.
  • Ambiente: A diario.
  • Tiempo: bajo
  • Dificultad: bajo
  • Comensales: 4

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • 4 patatas grandes (variedad kennebec)
  • 6 huevos ( a ser posible caseros)
  • 1/2 litro de aceite de oliva virgen
  • Una cucharadita de sal
  • 1 cebolla pequeña ( opcional )

Preparación de la receta

Para preparar la receta de Tortilla de patatas "lechuza":

A mí me gusta lavar las patatas antes de pelarlas. Así elimino la tierra y no las mancho en exceso al pelarlas. Luego las vuelvo a enjuagar y las reservo.

Cuando voy a hacer una tortilla, procuro mojar las patatas lo menos posible. Procurad no dejarlas en remojo pues absorberán agua y se notará a la hora de cocinarlas.

Pongo abundante aceite en una sartén. Para estos menesteres tengo una de hierro fundido de 26 cms. de diámetro, que utilizo unicamente para mis tortillas familiares y para mis filloas. La cantidad de aceite necesario para este tamaño de sartén ronda el medio litro.

Las patatas las corto en rodajas no excesivamente finas y cuando el aceite está caliente, las introduzco y les pongo un pellizco de sal. Inmediamente tapo la sartén y le bajo el fuego. En caso de ponerle cebolla, se la añado en este momento, bien picadita.

Mi cocina va desde el 6 (máximo) hasta el 1 (mínimo) Así que empiezo en el 6 y al tapar las patatas bajo hasta el 2.
Motivo: las patatas quedan "confitadas", es decir, cocidas en el aceite. En ningún momento cogen color, o al menos intento evitar que lo hagan. Las dejo unos 15 minutos revolviendo frecuentemente. Cuando empiezan a deshacerse, las retiro y las escurro lo mejor posible.

En un bol, pongo los seis huevos con los bato bien con unas varillas.
Añado las patatas bien escurridas y mezclo bien hasta que las patatas están bañadas completamente en huevo.
El aceite de sartén lo retiro todo. Vuelvo a poner la sartén al fuego, esta vez nuevamente en el punto 6. Pincho un trozo de tocino ibérico y lo paso por toda la sartén. Esto le va a dar un saborcito "especial" y distinto a la tortilla. Cuando empiece a humear, vuelco la mezcla de huevo y patata en la sartén.
Para que vaya cuajando de forma bien redondeada, hago movimientos circulares con la sartén. Cuando veo que los bordes están cuajados, le doy la vuelta utilizando la misma tapadera o con un plato del tamaño de la sartén.
Vuelvo a poner la tortilla en la sartén y ahora le bajo el fuego al 4. Con esto consigo que se haga bien por dentro. Lo que no quiero tampoco es un "mazacote" seco, por lo que con 2 o 3 minutos es suficiente para que cuaje por dentro.

Tomo un plato limpio o lavo el que utilicé para voltearla y vuelco la tortilla en él. He visto gente que pone la tortilla directamente encima del plato con restos de huevo crudo. A mí me dá repelús, así que nunca lo hago.

La tortilla la dejo reposar unos minutos antes de cortarla. Luego ya cada uno que tome el trocito que crea conveniente.

Foto del plato terminado:


¡Encuentra todo lo que necesitas para preparar esta receta en nuestra Tienda de Canal Cocina!

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina