Tarta fondant saco de zanahorias
Una tarta para ti T2      Ep: 22

Las claves

  • Ingr. prin.: Huevos y Lácteos
  • Plato: Postre
  • Estilo: Cocina dulce, Cocina de fiesta.
  • Ambiente: Celebraciones, Friends.
  • Tiempo: alto
  • Dificultad: alto
  • Comensales: 20
  • Programa: Una tarta para ti T2
  • Episodio: 22

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • 2 Bizcochos de chocolate
  • Almíbar
  • Crema de merengue suizo
  • Fondant color café, naranja, verde y a elegir.
  • Azúcar glas

Preparación de la receta



En el capítulo 22 del programa de televisión Una tarta para ti T2, Jessica Déniz prepara la receta de Tarta fondant saco de zanahorias.

En el episodio 10 del programa Una tarta para ti T2, la presentadora Jessica Déniz prepara una Tarta de fondant con forma de Saco de Zanahorias.


Usaremos crema de merengue suizo previamente preparada y unos bizcochos siguiendo la receta del Bizcocho para tallar y decorar con fondant.


En primer lugar modelamos las zanahorias. Es conveniente hacerlo por lo menos con dos días de antelación para que estén lo suficientemente secas y firmes.


Si no tuvieras tanto tiempo puedes modelarlas el mismo día pero, en aquellas que quieras colocar de forma vertical o diagonal dentro del "saco", tendrás que atravesar un palito de brocheta para que conseguir que se queden tiesas.


Para modelar las zanahorias utilizamos fondant color naranja.


Partimos de una bola que amasamos como churros más fina en un extremo para darle la forma de cono típica de las zanahorias.


Con un cuchillo marcamos rayitas para darle la textura típica de esta hortaliza.


Algunas de las zanahorias tendrán un tallito más largo y otras lo tendrán al ras.


Para las primeras usaremos fondant verde y haremos un churrito en forma de cilindro de unos 5 cm y lo cortamos a lo largo en cuatro, cuidando que las cuatro partes sigan unidas por un extremo.


En ese extremo colocaremos un palito corto de brocheta que utilizaremos para unirlo a la zanahoria y asegurarnos de que quede pegado.


Para las zanahorias que llevan el tallito al ras, simplemente haremos una bolita de fondant verde un poco más grande que un guisante y la pegaremos al extremo más ancho de la zanahoria asegurándonos de achatarla un poco, para simular que las hojas están cortadas a ras.


Si quieres aportarle más realismo puedes añadirles tonos más oscuros con colorante en polvo, con cacao que simula tierra, o con aerógrafo.


Una vez tienes todas las zanahorias que colocarás en el saco, las cortas a la mitad con un corte recto o diagonal, para que las puedas colocar simulando que están sobresaliendo del saco en distintas posiciones.


Ahora ya podemos dedicarnos a la base sobre la que vamos a colocar nuestro saco de zanahorias.


Elige el color de fondant que más te guste y extiéndelo con el rodillo con un poco de azúcar glass para que no se pegue a la mesa. Nosotros hemos elegido amarillo limón para destacar bien la tarta.


Humedecemos la base de porexpan sobre la que irá la tarta y la cubrimos.


Al humedecer con agua se vuelve una masa pegajosa que es perfecta para pegar.


Ahora cogemos una base circular de cartón dorado de pastelería del mismo diámetro que el que tiene nuestro bizcocho.
Cortamos cada bizcocho en tres, o dos láminas iguales lo más gruesas posible.


Añadimos un poco de almíbar para darle jugosidad.


Seguidamente ponemos un poco de merengue suizo o buttercream en el cartón para que se adhiera la primera capa de bizcocho.


Esta base nos facilitará la movilidad de la tarta para su decoración y para luego colocarla sobre la base donde la vamos a presentar.


A continuación, untamos más buttercream sobre el bizcocho y vamos montado así sucesivamente las capas de bizcocho que consideres para darle al saco la altura que desees.


Enfriamos en la nevera durante 20 minutos o más para que endurezca.


Pasado ese tiempo procedemos a darle a la tarta forma de saco. Que en este caso consistirá en cortar dos ángulos para obtener dos extremos afilados, simulando los picos del saco.


Si tu bizcocho es cuadrado puedes aprovechar dos ángulos opuestos de ese cuadrado y redondear los otros dos.


Una vez finalizado el esculpido cubrimos todo con crema de merengue suizo dejándolo lo más liso posible y lo devolvemos a la nevera otros 20minutos, como mínimo.


Cinco minutos antes de sacarlo de la nevera comenzamos a trabajar el fondant color café necesario para cubrir la tarta entera.


Pasado los 20 minutos retiramos la tarta de la nevera y con ayuda de una pincelada de agua la humedecemos para que se pegue bien el fondant.


Ahora amasamos y estiramos el fondant, siempre con ayuda de azúcar glass para evitar que se pegue a la mesa, hasta lograr unalargolo suficientemente grande para cubrir la sólo la parte superior de la tarta a modo de tapa.


Cortamos dos extremos en ángulo para ajustarlos a la forma de saco de la tarta y lo pegamos a la superficie con ayuda de un pincel y un poco de agua.


Humedecemos con una brocha de cocina todo el exterior de la tarta para que la cobertura de fondant se pegue bien.


Y procedemos a amasar y extender el resto de fondant café. Se trata de lograr una tira larga lo suficientemente ancha como para cubrir el alto de saco.


Si tienes un rodillo que simule la textura de una cesta o de ladrillo, podrías aprovecharlo. Pero, si quieres lograr una textura más real, puedes utilizar una malla de plástico que puedes encontrar en la mayoría de las ferreterías o tiendas de bricolaje. En caso de no encontrarla o no tener rodillo, siempre puedes hacer marcas en forma de rombo con una esteca o un cuchillo.


Recortamos los bordes de nuestra tira con un cuchillo para dejarlos rectos. El resultado será un rectángulo alargado.


Con este rectángulo cubrimos el perímetro de la tarta abrazándola y pegando los extremos.


Lo que sobre de la unión de los extremos lo cortaremos con la ayuda de unas tijeras o de un cuchillo bien afilado. Esta vez no importa que en los extremos queden pliegues porque así nuestro saco quedará más realista.


Ahora toca pegarlo todo bien con ayuda de los dedos para marcar los relieves e imperfecciones propios de los sacos de arpillera.


Si deseas darle mayor profundidad puedes añadirle colorante en polvo más oscuro o pintarlo con aerógrafo.


Ha llegado el momento de colocar mitades de zanahorias dentro del saco y algunas enteras en la base de la tarta a modo decorativo.


Si quieres sumarle un extra de decoración siempre puedes coger un trozo del bizcocho sobrante, desmigarlo para que simule tierra y desperdigarlo alrededor de la tarta y un poquito sobre las zanahorias.


¡Ya tenemos nuestra tarta con forma de Saco de zanahorias lista para entregar!


En este episodio de Una tarta para ti T2, la presentadora Jessica Déniz también nos enseña a preparar unos Jessi-chups con forma de unicornio.


¡Encuentra todo lo que necesitas para preparar esta receta en nuestra Tienda de Canal Cocina!

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina