Salmorejo de sandía y tomatito de jardín
Dieta mediterránea      Ep: 5

Las claves

  • Ingr. prin.: Verduras Y Hortalizas
  • Plato: Acompañamiento
  • Estilo: Cocina española, Mediterránea, Cocina Low Cost.
  • Ambiente: A diario, Veraniega.
  • Tiempo: bajo
  • Dificultad: bajo
  • Comensales: 4
  • Programa: Dieta mediterránea
  • Episodio: 5

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • ½ kg de tomates
  • 500 g de sandía sin pepitas
  • 200 g de pan
  • 100 g aceite de oliva
  • 1 diente de ajo
  • 10 g de sal
  • Vinagre de Jerez
  • Brotes de soja
  • Virutas de jamón ibérico
  • 1 Huevo
  • 10 trocitos de sandía de 1cm x1cm
  • Brotes de mostaza (opcional)

Preparación de la receta

En primer lugar vamos a preparar el acompañamiento y la decoración del salmorejo.


Primero cocemos el huevo en agua caliente. Desde que empieza a hervir lo dejaremos unos 10 minutos. Luego lo retiramos y cuando esté frío, extraemos la yema y la rallamos con un rallador finito.


Seguidamente, pelamos la sandía y la cortamos en 25 trocitos de 1cmx1cm. Cortamos también el jamón en virutas, retirándole la grasa.


A continuación, entramos de lleno en la elaboración del salmorejo. Pelamos el diente de ajo y le quitamos el corazón.
Después lavamos los tomates, les quitamos la parte del tallo y los partimos en cuatro trozos. Pelamos también la sandía y la troceamos.


Para espesar el salmorejo utilizamos una rebanada de pan que pondremos a remojo unos minutos.


Cogemos un vaso apto para batidora y añadimos el tomate, la sandía, el pan, el aceite, el diente de ajo y la sal. Mientras lo trituramos vertemos un chorro de vinagre de Jerez. Después lo pasamos por una malla para retirar las impurezas y reservamos la mezcla en la nevera para servirla bien fría.


Emplatamos poniendo los trocitos de sandía y las virutas de jamón en la base de un plato hondo. Los acompañamos con unos brotes de soja, con la yema de huevo rallado y, si tenemos, con brotes de mostaza. Finalmente vertemos el salmorejo y un chorro aceite.


Servimos.

Trucos

Por cuatro tomates usaremos media sandía grande. Si la sandía es pequeña se puede usar entera.


Si la sandía no está muy dulce podemos utilizar tomates de jardín para que le den un sabor más suave al salmorejo. También potenciaremos el sabor con una cucharada de azúcar o de almíbar.


La cantidad de ajo que se le pone al salmorejo va en función del gusto del comensal. Ana Jiménez recomienda poner uno para esta receta pero pueden echársele también dos.


Si no nos da tiempo de enfriarlo le podemos poner dos hielos.


¡Encuentra todo lo que necesitas para preparar esta receta en nuestra Tienda de Canal Cocina!

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina