Muffins de zanahoria y chocolate

Las claves

  • Ingr. prin.: Otros
  • Plato: Postre
  • Estilo: Cocina dulce.
  • Ambiente: A diario.
  • Tiempo: medio
  • Dificultad: bajo
  • Comensales: 4

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • 300gr Harina
  • 2’5 Cucharaditas Levadura
  • 1/2 Cucharadita Bicarbonato
  • 1/2 Cucharadita Sal
  • 1/2 Cucharadita Canela
  • 1 Huevo
  • 120gr Azúcar Moreno o Miel
  • 120ml Aceite Girasol
  • 180ml Leche
  • 1 Cucharadita Vainilla
  • 3 Zanahorias Ralladas
  • 80gr Ganache Chocolate o Pepitas Chocolate

Preparación de la receta


Precalentamos el horno a 190ºC.


En un bol mezclamos la harina, la levadura, el bicarbonato, la sal y la canela. Lo hacemos con unas varillas para darle un poco de aire, luego reservamos.


Rallamos las zanahorias con ayuda de un rallador, un procesador de alimentos o una batidora de vaso. Las dejamos en un cuenco esperando el momento de incorporarlas a la receta.


Ponemos en un bol el huevo y el azúcar y lo batimos con unas varillas hasta que espumen un poco. A continuación le añadimos el aceite, la leche y cucharadita de vainilla.


Añadimos la zanahoria e incorporamos bien.


Por último vamos poniendo la mezcla de harina que teníamos reservada, podemos hacerlo en varias veces para que nos resulte más fácil.


A continuación vamos a preparar ya nuestros muffins. Para ello ponemos una cucharada de masa en el molde, una cucharadita de ganache de chocolate (o algunas pepitas) y otra cucharada de mezcla, hasta llenar 2/3 del molde para que luego tengan espacio para crecer y que no se nos salgan.


Horneamos durante unos 15-20 minutos o hasta que al pincharlas con un palillo este salga limpio de masa (si pinchamos por el centro seguramente nos saldrá manchado de chocolate, pero no pasa nada).


Sacamos y dejamos templar unos minutos el molde sobre la rejilla, luego las dejamos directamente sobre la rejilla (ya sin molde) y dejar enfriar por completo.


Ahora sólo queda intentar que no desaparezcan en el segundo y poder saborearlas!!


Foto del plato terminado:

Trucos

Si queréis hacer más cantidad y congelarlas aguantan perfectamente, luego quedan como recién hechas. Lo único que hay que hacer es meterlas en un recipiente hermético y luego dejar que se descongelen a temperatura ambiente. ¡Viene genial cuando necesitamos preparar algo con antelación!

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina