Moussaka

Las claves

  • Ingr. prin.: Carne
  • Plato: Primero
  • Estilo: Cocina griega.
  • Ambiente: De la abuela.
  • Tiempo: medio
  • Dificultad: medio
  • Comensales: 4

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • 3 Berenjenas
  • 400gr Carne picada de cordero o ternera
  • 3 tomates medianos
  • 2 cebollas medianas
  • 2 ajos
  • 1 vaso leche
  • 4 cucharadas harina
  • 100gr queso rallado
  • una pizca Especias (canela, zumaque, nuez moscada, pimienta y sal)

Preparación de la receta


Lo primero que tendréis que hacer es lavar bien las berenjenas, cortarlas a lo largo y añadirles bastante sal. Dejadlas ahí sobre media hora, sin tocarlas que suden para que se les vaya el sabor amargo que puedan dejar.Cuando haya pasado este tiempo habrá que cocinar las berenjenas. En todos los lados he leído que hay que freírlas en aceite, pero yo me niego, así que las he hecho a la plancha con un poco de aceite.


Mientras vais haciendo las berenjenas tendréis que ir haciendo el relleno de la musaka. Para ello picad muy bien media cebolla y dos ajos. Pochad los dos ingredientes en una sartén con un poco de aceite. Si lo hacéis con una tapadera lo haréis mejor y necesitaréis menos aceite.
Cuando la cebolla esté transparente o empiece a dorarse subid el fuego al máximo y añadid la carne. Cocinad la carne con un poco de sal, pimienta, y sobre una cucharadita pequeña de canela. Si tenéis zumaque añadidle media cucharadita más o menos. Esta especia le queda muy bien a la carne de cordero y a la de ternera, pero creo que no está en todas las tiendas (a mí me la trajo un primo mío de Turquía), por lo que si no tenéis no pasa nada, el mundo seguirá girando.


Mientras que la carne se hace rallad tres tomates maduros. Cuando la carne esté bien cocinada añadid los tres tomates rallados, con un poco de sal y una pizca de azúcar, y dejad que se cocine todo tranquilamente para que se mezclen todos los sabores.


Id encendiendo el horno a unos 180ºC para que se vaya calentando. Ahora toca hacer una bechamel. Podéis hacerla simplemente con la harina y la leche, pero a mí eso me sabe a poca cosa. Picad muy finamente la cebolla que os queda, o media si veis que es muy grande, y doradla en una sartén. Añadid cuatro cucharadas soperas de harina, pero que estén bien cargadas. Cocinad la harina durante medio minuto aproximadamente y añadid un vaso y medio de leche, aunque si se espesara demasiado podéis añadir más. Ponedle un toque de sal, pimienta y nuez moscada y cocinad hasta que se espese.


Foto del plato terminado:

Trucos

Utilizar zumaque le da un toque muy interesante a esta receta, especialmente si se hace con carne picada de cordero
¡Encuentra todo lo que necesitas para preparar esta receta en nuestra Tienda de Canal Cocina!

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina