Lubina con pesto y remolacha
Dieta mediterránea      Ep: 22

Las claves

  • Ingr. prin.: Pescados y Mariscos
  • Plato: Principal
  • Estilo: Cocina del mar, Cocina italiana, Mediterránea.
  • Ambiente: De etiqueta, Light.
  • Tiempo: medio
  • Dificultad: bajo
  • Comensales: 4
  • Programa: Dieta mediterránea
  • Episodio: 22

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • 1 Lubina
  • 200 g de judía verde
  • 50 g de hoja de albahaca
  • 4 cucharadas de piñones tostados
  • 1 diente de ajo pelado
  • 120 ml de aceite de oliva
  • 115 g de queso parmesano rallado
  • 4 Remolachas

Preparación de la receta

En primer lugar, ponemos al fuego dos cazos con agua. En uno de ellos, cuando hierva, escaldamos la albahaca durante 40 segundos. La pasamos a un bol con agua con hielo y escurrimos bien. Reservamos el agua en la que hemos escaldado la albahaca porque la utilizaremos a continuación.


En el otro cazo cocemos las remolachas. Cuando estén blandas las pelamos y las trituramos en una licuadora con un poco del agua con aroma a albahaca. Reservamos.


Por otro lado, cocemos las judías en otra olla con agua. Esperamos a que estén tiernas y las retiramos del fuego. Dejamos enfriar y cortamos en trozos pequeños.


Preparamos ahora el pesto. En un vaso apto para batidora, trituramos la albahaca con los piñones, el ajo, el aceite y el queso. Añadimos un poco de sal aunque debemos de tener en cuenta que el queso parmesano ya es bastante salado.


A continuación, en un bol mezclamos el pesto con las judías troceadas y reservamos.


Por último, limpiamos la lubina desechando las escamas. La abrimos a lo largo a la mitad, sacando la espina y dejando los lomos. Los cortamos en dos partes y salpimentamos. Marcamos la lubina en una plancha con un chorrito de aceite. Primero la tostamos 2 minutos por el lado de la piel, para que quede más crujiente, y después hacemos lo mismo por el otro lado. 


Emplatamos poniendo en la base una lágrima de crema de remolacha tibia, a continuación, el pesto tocando la remolacha. Terminamos con lubina encima. Decoraremos con unas hojas de albahaca y aceite.


Servimos.

Trucos

Las remolachas pueden comprarse también cocidas. De este modo nos ahorramos el trabajo de cocerlas y pelarlas.


Lo más fácil es pedirle a nuestro pescadero habitual que nos limpie las lubinas y nos deje solo los lomos.


¡Encuentra todo lo que necesitas para preparar esta receta en nuestra Tienda de Canal Cocina!

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina