Cheesecake de aguacate y canela con base de avena

Las claves

  • Ingr. prin.: Frutas
  • Plato: Postre
  • Estilo: Cocina sana.
  • Ambiente: Veraniega.
  • Tiempo: medio
  • Dificultad: medio
  • Comensales: 4

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • 80g mantequilla fundida
  • 80g copos de avena
  • 80g almendra molida
  • 40g harina de trigo
  • 40g azúcar moreno
  • 400g queso crema
  • 100g azúcar glas, tamizado
  • 1 cucharadita canela en polvo
  • 1/4 de cucharadita extracto de vainilla
  • 2 aguacates (unos 250g de aguacate sin hueso ni cáscara)
  • 8g gelatina neutra en polvo
  • 2 cucharadas agua fría
  • 70mL agua caliente
  • 250mL nata semimontada (35%m.g.)
  • 100mL nata líquida para montar (35% m.g.), para la cobertura
  • 130g queso crema, para la cobertura
  • Almendra tostada
  • Canela en polvo

Preparación de la receta


Precalentamos el horno a 190ºC.


Mezclamos todos los ingredientes para la base (mantequilla fundida, avena, almendra, harina y azúcar moreno) y extendemos la preparación sobre un aro de 16-18cm que habremos colocado, a su vez, sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal. Alisamos la superficie y horneamos 18 minutos a 190ºC. Una vez horneada la base, la dejamos enfriar, al menos, una hora a temperatura ambiente.


Mientras tanto, hidratamos la gelatina en polvo con dos cucharadas de agua. Reservamos.


Por otro lado, batimos el queso crema con el azúcar glas (tamizado), la vainilla y la canela hasta que no haya grumitos.


Machacamos la pulpa del aguacate con un tenedor y la añadimos a la mezcla de queso.


Una vez que la gelatina se haya hidratado, la mezclamos con 70mL de agua caliente. Removemos muy bien para que se disuelva por completo y vertemos sobre la mezcla de queso y aguacate. Mezclamos. Por último, integramos la nata semimontada, y mezclamos con suavidad.


Vertemos dentro del aro con la base ya horneada (y fría) y refrigeramos mínimo 6 horas en la nevera, o bien podemos llevarla directamente al congelador.


Cuando la tarta haya cuajado, la desmoldamos y preparamos la cobertura. Para ello, batimos ligeramente el queso crema, para eliminar cualquier grumito. A continuación, le añadimos la nata y batimos hasta que ambos ingredientes se integren y la nata empiece a tomar consistencia. A continuación, extendemos sobre la superficie de nuestra cheesecake y terminamos dándole un poco de color espolvoreándole almendra tostada y canela en polvo.


Foto del plato terminado:


TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina