Pollo asado con limón y tomillo

Las claves

  • Ingr. prin.: Carne
  • Plato: Principal
  • Estilo: Cocina española.
  • Ambiente: A diario.
  • Tiempo: medio
  • Dificultad: medio
  • Comensales: 4

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • 1 Pollo entero de 1,5 kg aproximadamente
  • 1 limón cortado en rodajas
  • 5 patatas
  • 1 cabeza de ajo
  • 1 ramita de tomillo
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • sal y pimienta

Preparación de la receta


Precalentamos el horno a 220ºC.


Lo primero que vamos a hacer es preparar el pollo para asarlo de la manera más óptima posible. Como te decía lo puedes dejar entero o abrirlo en mariposa, lo cual facilita el asado y lo aligera, dejando las pechugas menos secas de lo habitual. Para ello lo que vamos a hacer es poner el pollo boca abajo, con la pechuga apoyada sobre la tabla. Con unas tijeras que corten bien cortaremos los dos lados de la columna vertebral y practicaremos un corte a lo largo de la misma (al lado de la columna, no sobre ella). Ahora le damos la vuelta y presionamos sobre el esternón hasta escuchar un pequeño chasquido, de esta manera observarás como el pollo queda completamente plano y listo para asar.


Untamos una fuente de horno con un poco de AOVE y diponemos encima las patatas peladas y cortadas en rodajas de aproximadamente 0,5 cm de grosor. Las salamos un poco.
Colocamos el pollo encima de las patatas, lo salpimentamos y le echamos un chorrito de AOVE y el limón cortado en finas rodajas repartido por toda la superficie del pollo, así como las ramitas de tomillo.


Disponemos también los ajos sin pelar por encima de todo el pollo y de las patatas.
Metemos la fuente en el horno y dejamos que se cocine todo durante 45 minutos aproximadamente, aunque ésto dependerá de la potencia de cada horno y del tamaño del pollo. Para saber si está listo, pinchar la parte más gordita del muslo con un cuchillo afilado y observar si el jugo que sale ya no sale con sangre, indicativo entonces de que el pollo ya está listo.


Foto del plato terminado:

Trucos

Aunque el pollo suelta su propio jugo, puedes preparar una salsa para acompañarlo juntando todo el jugo que haya soltado durante la cocción en una cacerola y añadir un vaso de vino blanco y un poco de caldo de pollo. Dejamos que reduzca todo un poco y lo vertemos sobre el pollo que habremos dispuesto sobre una fuente de servir, o si lo prefieres, echaremos la salsa en una salsera para facilitar el servirla.
¡Encuentra todo lo que necesitas para preparar esta receta en nuestra Tienda de Canal Cocina!

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina