Kugelhopf de arándanos (bundt cake - brioche con huevos camperos)

Las claves

  • Ingr. prin.: Otros
  • Plato: Postre
  • Estilo: Cocina del mundo.
  • Ambiente: Celebraciones.
  • Tiempo: alto
  • Dificultad: medio
  • Comensales: 4

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • PARA EL FERMENTO
  • 40gr Harina de Fuerza
  • 12gr Levadura Fresca Prensada
  • 10gr Azúcar Blanquilla
  • 80ml Leche Entera Templada
  • RESTO INGREDIENTES PARA LA MASA
  • 60gr Mantequilla a Temperatura Ambiente
  • 40gr Azúcar Blanquilla
  • 1 Huevo Campero
  • 2 Yemas de Huevo Campero
  • 220gr Harina de Fuerza
  • 1/4 Cucharadita Sal
  • RELLENO
  • Mermelada de Arándanos Enteros Pazo de Vilane

Preparación de la receta


Comenzamos poniendo en un cuenco mediano los ingredientes del fermento.


Movemos rápidamente para que se integre.


A continuación lo tapamos con un film transparente y dejamos reposar unos 10 minutos.


Mientras tanto, en el cuenco de la amasadora ponemos la mantequilla a temperatura ambiente y batimos enérgicamente con unas varillas de mano hasta que blanquee. A continuación añadimos el huevo y las yemas e integramos.


En este mismo cuenco tamizamos la harina y la sal y mezclamos ligeramente. (Si no tienes amasadora no te preocupes, puedes realizar estos pasos directamente en un cuenco grande y luego amasar a mano.


Añadimos el fermento una vez pasado el tiempo y mezclamos con la herramienta gancho durante aproximadamente 10 minutos, hasta que la masa esté bien despegada de las paredes y no se nos quede muy pegada a las manos. Sacamos y trabajamos manualmente unos 3-4 minutos sobre una superficie lisa bien limpia y ligeramente enharinada.


Ponemos en un bol previamente engrasado, tapamos con film transparente y dejamos levar hasta que doble su volumen (aproximadamente una hora). Si tenemos prisa este levado se puede hacer más rápidamente en el horno a unos 30ºC.


Una vez haya doblado volumen sacamos con cuidado y ponemos sobre un papel vegetal. Con ayuda de un rodillo la estiramos con forma rectangular del tamaño aproximado de la bandeja del horno. Lo tapamos con un film engrasado y lo llevamos a la nevera durante unos 15-20 minutos.


Sacamos, descubrimos y ponemos la mermelada en la superficie sin llegar a los bordes para que luego no se nos salga.


Ya cubierto con la mermelada lo enrollamos suavemente y preparamos nuestro molde engrasándolo y, si queréis, podéis poner arándanos en las hendiduras. Yo lo he hecho así para "coronar" la superficie.


Luego cogemos nuestra masa enrollada y la colocamos en el molde con cuidado y uniendo bien los extremos.


Ya en el molde lo cubrimos con un paño y dejamos que vuelva a doblar volumen y mientras precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo (si vuestro horno tardase más en alcanzar esta temperatura no dudéis en encenderlo un poco antes).


Llevamos al horno y dejamos que se haga durante unos 35 minutos. Al ser un molde alto el mío llegaba muy arriba así que cuando llevaba unos 15 minutos lo cambié y lo puse con calor sólo en la parte de abajo, esto ya es ir viéndolo según sabemos que funciona nuestro horno.


Sacamos y dejamos en el molde sobre una rejilla para que temple y podamos desmoldarlo pasados unos 15 minutos. Luego, con delicadeza la damos la vuelta y dejamos enfriar totalmente sobre la rejilla. En este paso a mí se me quedaron algunos de los arándanos en el molde pero con una cucharilla la volví a colocar en su sitio y perfecta.


Tomar y saborear en frío. ¡Veréis cómo está!


Yo he usado la de arándanos pero también debe quedar espectacular con la mermelada de frambuesa de Pazo de Vilane.


Foto del plato terminado:

Trucos

Para darle un plus de sabores si queréis podéis ponerle por encima un poco de ganache de chocolate blanco, es una combinación ideal con los sabores que ya tiene.

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina