Guisando mar y tierra

Las claves

  • Ingr. prin.: Patatas
  • Plato: Plato único
  • Estilo: Cocina casera.
  • Ambiente: De la abuela.
  • Tiempo: medio
  • Dificultad: bajo
  • Comensales: 2

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • 3 patatas, peladas y picadas a cachos rotos
  • 1 calamar mediano (o 2 pequeños)
  • 1 chistorra
  • 1 tomate pelado y sin pepitas picado
  • 1/4 de un pimiento rojo picado
  • 1/4 de un pimiento verde picado
  • 1/2 cebolla picada
  • 2 dientes de ajo picado
  • 2 hojitas de laurel
  • 8 o 10 hebras de azafrán
  • al gusto Sal
  • 750ml Caldo casero
  • 2 ramitas de perejil
  • 2 rodajas de pan de barra
  • Aceite

Preparación de la receta


Cubierto de aceite, el fondo de la cazuela espera a doña chistorra. En trozos generosos, la salteo un par de minutos, lo justo para que deje parte de su sabor en el aceite. Retiro y reservo.


En este mismo aceite añado el ajo picado, unas vueltas, que no se queme y enseguida el calamar troceado y bien limpio. Unas vueltas a fuego alegre y a continuación, las verduras. Dejo que se saltee el tiempo necesario para que se hagan amigos.


Añado las patatas, el laurel y el caldo casero, o simplemente agua, suficiente para cubrir las patatas.


Azafrán y sal. Tapar y al lento chup chup unos 20 o 25 minutos.


Mientras, preparo un majado con el perejil, el ajo y una pizca de sal. Ya machacado, un chorrito de aceite. Luego, le añado dos rebanadas de pan pequeñas que tengo ya fritas, y las deshago en el majado.


Añado el majado removiendo y dejo cocer otros 10 o 15 minutos o hasta que los calamares estén tiernos, porque las patatas ya son manteca pura, eso sí, enteritas, como debe ser.


Ahora, la chistorra salteada y unas cuantas rodajitas más en crudo. Mezclo todo con cuidado.


Dejo reposar un rato antes de servir.


Al emplatarlo, lo acompaño con dos rebanaditas de pan frito.


Y listo. Así de fácil y sencillo, y… porqué no decirlo ¡Así de rico!


Foto del plato terminado:

Trucos

Los guisos de patatas, en general, me vuelven loca. Supongo que es una herencia de mi infancia, de aquellas patatas viudas que hacía mami que alimentaban el alma… del estómago ni hablamos.

Sus patatas con calamares eran fantásticas, por no decir perfectas. Estas de hoy son un homenaje a su recuerdo, por todo lo que me enseñó, no sólo a cocinar, también a amar la cocina.

¡Encuentra todo lo que necesitas para preparar esta receta en nuestra Tienda de Canal Cocina!

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina