Brownie de chocolate con salsa de caramelo

Las claves

  • Ingr. prin.: Otros
  • Plato: Postre
  • Estilo: Cocina americana.
  • Ambiente: A diario.
  • Tiempo: medio
  • Dificultad: bajo
  • Comensales: 4

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • 200 gr Chocolate negro puro
  • 3 Huevos
  • 120 gr Harina
  • 1 cdta Esencia de vainilla
  • 120 gr Azúcar
  • Ralladura de 1/2 naranja
  • 100 gr Mantequilla
  • 100 gr Azúcar
  • 1 chorrito de limón
  • 400 ml Nata para montar 35% MG

Preparación de la receta


Primero, vamos a preparar la salsa de caramelo. Es muy buen acompañante del chocolate en cualquier elaboración que hagamos y siempre nos va a proporcionar ese toque gomoso típico de los caramelos de toffee cuando se enfríe.
Utilizaremos los 100 gr de azúcar, el chorrito de limón y la nata.


Ahora, en un cazo, ponemos a hervir la nata. Cuando rompa a hervir, la retiramos del fuego y dejamos templar.


En una sartén, ponemos el azúcar y el chorrito de limón. No revolvemos nunca el azúcar, más bien vamos dándole vueltas con la misma sartén.


Una vez tengamos hecho el caramelo, incorporamos la nata templada y vamos dando vueltas con una cucharada de madera. La nata formará una salsa espesa.


Dejamos templar. Una vez haya templado, pasamos la salsa a otro recipiente.


Pasamos ahora a la preparación del brownie


A baño maría, vamos a fundir el chocolate junto con la mantequilla. A fuego lento.


Precalentamos el horno a 200ºC calor arriba y abajo, y le ponemos papel de horno a un molde de 34x24 cm.


En un recipiente, con unas varillas eléctricas, vamos a batir los huevos durante unos minutos. Añadimos el azúcar pasado este tiempo. Batimos de nuevo unos 10 minutos.


Una vez que el chocolate junto con la mantequilla se haya mezclado muy bien, dejamos templar y lo incorporamos a los huevos.


Ahora, a esta mezcla, incorporamos la ralladura de naranja. Le dará un toque cítrico al chocolate que a veces lo buscamos cuando comemos chocolate.


Poco a poco, vamos incorporando la harina tamizada, mezclando con una lengua. Cuando tengamos todo bien mezclado, llevamos la masa a la nevera antes de meterla en el horno. Dejamos reposar unos 10 minutos.


Tras este tiempo, llevamos al horno el brownie a 200ºC durante 10 minutos. Después, bajamos la temperatura a 180ºC y cocinamos durante 20-25 minutos. Esto dependerá de cómo os gusten los brownies, pero siempre deberemos pinchar en el medio para comprobar si está muy hecho, poco hecho o mitad y mitad. Si el palillo lo sacáis muy limpio, está demasiado hecho, pero si os quedan restos, está perfecto para sacarlo. Si el palillo sale muy muy "sucio", entonces está más crudo de lo normal. Esto al final, es cuestión de gustos.


Sacamos del horno el brownie y dejamos reposar antes de desmoldar.


Cuando se haya enfriado del todo, lo desmoldamos. Por encima, con una cuchara o un biberón, vamos incorporando la salsa de caramelo. Os recomiendo que si no lo queréis templado para acompañarlo de una bola de helado, lo conservéis en la nevera. Al final, queda mucho mejor porque la jugosidad se concentra aún más que si lo dejamos reposar fuera toda la noche.


Foto del plato terminado:

Trucos

-A la hora de preparar la salsa de caramelo, os recomiendo que la nata esté totalmente templada. Nunca incorporéis el caramelo cuando la nata aún hierve ya que ésta subirá y puede ser peligroso.
-Podéis utilizar otras medidas de molde si no tenéis esas medidas.
-Recomiendo que consumáis el brownie al día siguiente de haberlo cocinado si no lo vais a comer templado.
-El chocolate negro puro es el chocolate que más os recomiendo ya que es el ideal para que un brownie os salga de calidad. No debe contener azúcar añadido ni debe estar procesado. Podéis encontrar este tipo de chocolate en cualquier hipermercado.
¡Encuentra todo lo que necesitas para preparar esta receta en nuestra Tienda de Canal Cocina!

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina