Especiales - Dietas

Cocina macrobiótica

17 de mayo de 2013

 

Es un modo de comer basado en el equilibrio entre el Yin y el Yang, donde alimentación, medicina y espiritualidad confluyen. Su creador fue Georges Ohsawa en 1957, que llevo esta filosofía macrobiótica a América.

Las enseñanzas de Ohsawa fueron llevadas al resto del mundo por sus discípulos, entre los que se encuentra Michio Kushi. Éste es considerado el padre de la macrobiótica moderna, al haber desarrollado un modelo de alimentación más simple llamado "Dieta Macrobiótica Estándar", adaptado a la vida moderna. Además, Kushi es asesor en la clínica Sha, en Alicante, especializada en distintos patrones de dietas.

En la cocina macrobiótica, el proceso de asimilación de los alimentos se lleva a cabo a través de un mecanismo de descomposición, donde se extraen en el organismo cada elemento molecular del alimento para ser introducido a la sangre, alimentando así las células de nuestro cuerpo.

El Yin equivale a acidez, mientras que el yang representa la alcalinidad. Existen alimentos con predominio de yin, como las verduras de hojas, el tofu o los zumos de frutas, y otros en los que predomina el yang, tales como las verduras de raíz, los pescados o las legumbres.

Quienes siguen esta dieta macrobiótica consideran que la comida y la calidad de los alimentos afectan no sólo a la salud, sino también a la psicología e, incluso, a la felicidad.

Existen alimentos prohibidos en la cocina macrobiótica como la carne, los huevos, los lácteos, los cereales refinados, el azúcar o el café. Otros sí están permitidos, como los pescados, los mariscos, las semillas o los frutos secos pero algunos cuentan con algunas restricciones; es el caso de las frutas y verduras, aptas para este tipo de dieta, que deben ser de temporada y procedentes del país en el que se vive.

La doctrina macrobiótica tiene como principio el comer según nuestras características biológicas, alimentándonos mayoritariamente de cereales y verduras. El 50-60% de la alimentación diaria deben ser cereales integrales, tiene que haber en el menú sopa 1 ó 2 veces al día, las verduras deben ser variadas e incluir legumbres y algas.

La dieta macrobiótica tiene miles de adeptos en el mundo, entre los que se encuentran famosos de renombre como Madonna, Gwyneth Paltrow, Paul McCartney o Alejandro Sanz.

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina