Tarta de tiramisú de queso
Los postres especiales de Anna Olson      Ep: 6

Las claves

  • Ingr. prin.: Huevos y Lácteos
  • Plato: Postre
  • Estilo: Cocina dulce, Cocina de fiesta, Cocina italiana.
  • Ambiente: Celebraciones, Romántica.
  • Tiempo: alto
  • Dificultad: medio
  • Comensales: 10
  • Programa: Los postres especiales de Anna Olson
  • Episodio: 6

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • Base
  • 310 g de bizcochos de soletilla en migas (aproximadamente 16 bizcochos)
  • 60 g de mantequilla sin sal, derretida
  • Ganache de chocolate
  • 60 ml de nata para montar
  • 30 g de mantequilla sin sal
  • 90 g de chocolate negro para coberturas, en trozos
  • 6 – 8 bizcochos de soletilla
  • Relleno de queso
  • 3 paquetes (250 g cada uno) de queso crema, a temperatura ambiente
  • 200 g de azúcar blanco
  • 1250 g de queso mascarpone
  • 30 g de maicena
  • 60 ml de café espresso, frío
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 2 huevos grandes
  • Cobertura
  • 310 ml de nata para montar
  • 1 y ½ cucharada de azúcar blanco
  • 1 cucharada de leche desnatada en polvo instantánea
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Cacao en polvo, para espolvorear

Preparación de la receta



En el capítulo 6 del programa de televisión Los postres especiales de Anna Olson, Anna Olson prepara la receta de Tarta de tiramisú de queso.

Precalentamos el horno a 170 ° C. Engrasamos el fondo y los lados de un molde redondo desmontable de 23 cm y cubrimos el fondo con papel vegetal.


Mezclamos bizcochos de soletilla en migas y la mantequilla fundida y extendemos la mezcla en el fondo del molde. Horneamos por 10 minutos a 170º y dejamos enfriar.


Mientras tanto, preparamos la ganache. Hervimos la nata y la mantequilla a fuego lento en una cacerola pequeña y las vertemos sobre el chocolate en un bol pequeño. Dejamos la ganache reposar un minuto y la revolvemos lentamente hasta que esté suave. La vertemos sobre la base horneada. Movemos el molde para distribuirla bien.


Ponemos una capa de bizcochos de soletilla sobre la ganache, muy cerca una de otro; podemos partir algunos por la mitad para que quepan, pero no es necesario llenar todo el espacio.


Ahora hacemos el relleno de queso. Con la ayuda de una batidora con el accesorio de pala, batimos el queso crema a velocidad media-alta hasta que quede esponjoso, raspando los lados del recipiente una o dos veces. Sin parar de batir, añadimos lentamente el azúcar. Incorporamos el mascarpone y, a partir de este momento, mezclamos la masa a velocidad media-baja.


Añadimos la maicena seguida del café expreso y la vainilla. Al final, echamos los huevos uno a uno y mezclamos hasta que todos los ingredientes se integren.


Vertemos la mezcla en el molde sobre las soletillas y horneamos a 170C durante aproximadamente 45 minutos, hasta que los bordes exteriores de la tarta de queso estén firmes y comiencen a levantarse un poco, pero el centro todavía temblará. Dejamos enfriar la tarta durante una hora y luego pasamos una espátula alrededor del borde interior del molde (esto evita que se formen grietas más adelante). Enfriamos la tarta sin sacar del molde a temperatura ambiente y luego en la nevera durante al menos 6 horas.


Cobertura


Para la cobertura, batimos la nata, hasta que esté a punto de nieve. Añadimos el azúcar, la leche desnatada en polvo, una gota de vainilla y volvemos a batir todo.
Para servir, pasamos una espátula nuevamente alrededor del borde interior del molde desmontable y lo retiramos. Levantamos la tarta con cuidado, retiramos el papel vegetal y la colocamos en una fuente. Extendemos la cobertura de nata montada y espolvoreamos generosamente con cacao en polvo. La enfriaremos sin tapar en la nevera hasta que esté lista para servir.


TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina