Pulpo a la brasa

Las claves

  • Ingr. prin.: Pescados y Mariscos
  • Plato: Tapeo y Tostas
  • Estilo: Cocina española.
  • Ambiente: Celebraciones.
  • Tiempo: medio
  • Dificultad: medio
  • Comensales: 4

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • 2 kg. Pulpo
  • 1/2 kg. Patatas
  • 2 dl. Aceite de oliva virgen extra
  • 2 Cucharadas de pimentón dulce
  • 2 Cucharadas de pimentón picante
  • Sal gorda

Preparación de la receta


Se cuece el pulpo. Siempre se cuece igual. Vamos a recordarlo.
Se debe ablandar el pulpo antes de cocinarlo. Esto se consigue congelando el pulpo durante dos días para matar el nervio, ya que al transformarse el agua del propio alimento en hielo, éste ocupa un mayor volumen y hace que se rompan los tejidos y por tanto la carne queda más tierna. Si se ha decidido congelar el pulpo, un día antes de cocinarlo, se descongela en el frigorífico sobre una fuente para que escurran los jugos. Si no deseas congelarlo, deberás de dar una buena paliza al pulpo.

Poner al fuego una cazuela con agua y cuando rompa a hervir se añade el pulpo. A continuación se sujeta por la cabeza y durante tres veces seguidas, se mete y se saca de la cazuela, antes de soltarlo definitivamente; a esta técnica se le conoce como "asustar el pulpo".

El tiempo de cocción depende del tamaño de la pieza; así por ejemplo, un pulpo de 2 kilos se cocinará durante cincuenta minutos, es decir, unos 25 minutos por kilo. Para saber si el pulpo está bien cocido, deberás de pinchar la parte más gorda del pulpo con una aguja de madera y que entre suavemente. El pulpo estará cocido. Si te pasas de cocción estará demasiado blando.

Una vez cocido retiramos del fuego.


En la misma agua de cocer el pulpo, cocemos las patatas, peladas y cortadas en rodajas gruesas. Cuando estén tiernas sacar de la cazuela, escurrir y reservar. También puedes cocer a la vez el pulpo y las patatas. Las patatas al cocerlas con el mismo agua del pulpo, tendrán muchísimo más sabor.
Una vez cocido el pulpo, se abren las patas de arriba a abajo. Se abren de esta manera para que al brasear no se cierren las ventosas. Una vez abiertas se pasan por las brasas para que se doren. Si no tendríamos brasas se puede pasar por la plancha o en su defecto por el horno.


Una vez braseados se sirve el pulpo igual que a feira o a la gallega, es ecir, espolvoreando el pimentón dulce, el pimentón picante, la sal gruesa y el aceite de oliva.

Una forma disntinta de servir el pulpo en el que sus invitados quedarán encantados ya que es un plato exquisito y totalmente diferente.
Buen provecho. Os gustará.


Foto del plato terminado:

Trucos

Cuece el pulpo sin tapar y cuando le metas a la cazuela baja un poco el fuego.
¡Encuentra todo lo que necesitas para preparar esta receta en nuestra Tienda de Canal Cocina!

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina