Pizzetas montanara
Lúcete con Loleta      Ep: 18

Las claves

  • Ingr. prin.: Pasta Y Cereales
  • Plato: Pizzas
  • Estilo: Cocina casera, Cocina italiana, Mediterránea.
  • Ambiente: Friends, Primera cita.
  • Tiempo: alto
  • Dificultad: bajo
  • Comensales: 8
  • Programa: Lúcete con Loleta
  • Episodio: 18

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • Para la masa de pizza
  • 25 g de levadura fresca
  • 1 vaso de agua templada
  • 1 cucharadita de aceite de oliva virgen extra
  • 500 g de harina
  • 1 pizca de sal
  • Para el relleno
  • 65 g de rúcula
  • 1 bola de mozzarella ahumada o de mozarella seca
  • 60 g de parmesano en cuña para rallar
  • 200 g de tomate frito casero
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Para la salsa de tomate casera:
  • 800 g de tomates del terreno sin piel ni pepitas o 750 g de tomate triturado enlatado
  • 1 Cebolla mediana
  • 1 vaso de aceite de oliva virgen extra
  • 2 Ajos pelados y picados
  • 4 hojas de laurel
  • 1 buena pizca de tomillo
  • 1 buena pizca de romero
  • 1 buena pizca de sal
  • 1 cucharadita de postre de azúcar

Preparación de la receta

En primer lugar, preparamos la masa de la pizza. Para ello, en un bol, mezclamos la pastilla de levadura con el agua templada y movemos con las manos hasta que la levadura se haya disuelto por completo. Reservamos.


En un bol grande, volcamos la harina con cuidado. Hacemos un hueco en el centro y vertemos la mezcla de agua y levadura y añadimos un poco de sal y una cucharada de aceite de oliva.


Mezclamos con las manos hasta que los ingredientes estén bien incorporados y consigamos una masa lisa, blanda y suave.


A continuación, tapamos la masa con un paño y la dejamos reposar en el horno apagado durante una hora. Pasado este tiempo, elaboramos tortas pequeñas, de unos 10 cm de diámetro.


Mientras tanto, preparamos nuestra salsa casera de tomate. Picamos finamente la cebolla y los ajos.


Ponemos a fuego medio-alto una cacerola con aceite de oliva virgen extra a fuego medio alto y doramos los ajos. Cuando estén dorados, incluimos la cebolla y la pochamos durante dos minutos.


Añadimos el tomate, el tomillo, el romero y la sal. Añadimos el laurel y lo mantenemos a fuego medio por unos 30-35 minutos, removiendo de vez en cuando.


Finalmente, rectificamos a nuestro gusto de sal, tomillo o romero. Si está muy ácido, añadimos el azúcar. Debe quedar bien espeso.


Seguidamente, enharinamos nuestra superficie de trabajo y pasamos las pizzettas por la harina. Calentamos el aceite de oliva en una sartén o freidora a fuego medio-alto. Freímos las pizzetas dándoles vueltas con ayuda de unas pinzas hasta que estén doradas por los dos lados sin que lleguen a quemarse.


Sacamos las pizzetas de la sartén y las escurrimos bien sobre papel absorbente.


Montamos las pizzetas cubriéndolas con un poco de salsa de tomate frito casero y con unas hojas de rúcula. Espolvoreamos con queso parmesano rallado e incorporamos encima un poco de mozzarella fresca.


Servimos.

Trucos

Loleta nos cuenta un truco para dejar reposar la masa: Ella utiliza los gorros de ducha de plástico (los que nos dan en los hoteles) ya que el elástico de la goma permite que se adapte a cualquier tamaño de bol.


Si no tenemos tiempo para preparar una salsa de tomate casera, podemos hacerlo con tomate frito de Tetra brik, aunque el sabor no será el mismo.


Para preparar pizzas, la elección de la mozzarella es muy importante. Loleta nos recomienda que, siempre que usemos mozzarella, debe ser seca. Esto es porque la mozzarella fresca que encontramos en el supermercado tiene un suero que luego expulsa al hornearse y el sabor no queda igual. El resultado es una pizza húmeda y blanda.


¡Encuentra todo lo que necesitas para preparar esta receta en nuestra Tienda de Canal Cocina!

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina