Pizza s'mores

Las claves

  • Ingr. prin.: Chocolate
  • Plato: Postre
  • Estilo: Cocina dulce.
  • Ambiente: Celebraciones.
  • Tiempo: alto
  • Dificultad: medio
  • Comensales: 4

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • PARA LA BASE DE PIZZA (unos 22-23cm de diámetro)
  • 135g harina de fuerza
  • 35g sémola de trigo
  • 5g levadura de panadería
  • 1/2 cucharadita azúcar
  • 105g agua templada
  • 5g sal
  • 1 cucharada aceite de oliva virgen extra
  • PARA LA GANACHE DE CHOCOLATE NEGRO
  • 75g nata para montar
  • 75g chocolate negro
  • 10g azúcar
  • PARA EL MERENGUE ITALIANO
  • 4g albúmina en polvo
  • 70ml agua templada
  • 70g azúcar
  • esencia/aroma o pasta al gusto

Preparación de la receta


PREPARACIÓN de la base de pizza: (con las manos... de la manera más tradicional)

- En un vaso, colocamos el agua junto a la levadura de panadería, el azúcar y 1/2 cucharadita de aceite. Lo removemos ligeramente y dejamos reposar durante 15-20 minutos.

- En el mármol de la cocina, creamos una montaña con la harina, la sal y la sémola de trigo. Con las manos, lo mezclamos todo bien y creamos lo que se llama "volcán". Es decir, un circulo montañoso con un agujero en el medio.

- En el centro de nuestro volcán, echamos el contenido del vaso previamente preparado junto al aceite restante, y con la ayuda de nuestros dedos, vamos espolvoreando la harina del volcán sobre éste liquido. Veremos como, poco a poco, el líquido del centro se va espesando, creando una especie de crema. Debemos vigilar que el liquido no busque un hueco para huir y escamparse por todo el mármol de la cocina (lo digo por experiencia... sí, se me salieron los ojos de las órbitas intentando juntarlo todo de nuevo jajajaja).

- Ahora ya sí... metemos las manos y nos pringamos. Lo mezclamos todo hasta que esté bien integrado y amasamos bien para que vaya cogiendo más consistencia. Nos debe quedar una bola que no se enganche a las manos ni al mármol. Si veis que está muy pringosa, podéis espolvorear harina y sémola de trigo en el mármol y en las manos, hasta que consigáis una bola perfecta, consistente, integrada y nada pringosa.


- En un bol, espolvoreamos un poquito (muy poco) de harina y metemos la masa de pizza en bola. Lo tapamos bien, con papel film y la dejamos reposar a temperatura ambiente durante 1 hora aproximadamente. En éste tiempo, debemos notar que la masa ha aumentado su volumen considerablemente. Si lo ha hecho, ya está lista para ser estirada... sino, debemos dejarla un rato más.

- Precalentamos el horno a 250º y cubrimos la bandeja con papel de horno.

- Volvemos a espolvorear un poco de harina y sémola de trigo en el mármol, para así poder estirar la masa de pizza (también con las manos!!!!). Con la yema de los dedos vamos dando pequeños toquecitos a la masa, estirándola poco a poco. Finalmente debemos ir dando forma redondeada o como queráis... a gusto del consumidor. También podemos elegir si queremos una masa muy fina, normal o gordita... estirándola más o menos :) Todo ésto es muy relativo y, por supuesto, cada uno debe hacerlo cómo le parezca mejor.

- Colocamos la masa de la pizza en la bandeja de horno, con cuidado porque al transportarla con las manos perderá un poco su forma. Así que una vez esté en la bandeja de horno podemos acabar de estirarla un poquito para darle la forma que queremos.

- Horneamos con la bandeja en una de las ranuras inferiores del horno durante 5-6 minutos. Abrimos el horno y cambiamos la bandeja a una ranura superior, también durante unos 4-5 minutos. Aquí debemos vigilar que la pizza no se queme... para mi gusto, debe obtener un doradito/morenito paleta :)

- Sacamos nuestra pizza del horno... nos morimos de ganas de darle un bocado... y la dejamos enfriar en la rejilla.


PREPARACIÓN de la ganache de chocolate negro:

- En una cazerola, ponemos la nata junto al azúcar y vamos mezclando ligeramente con unas varillas en alguna ocasión. Lo llevamos a fuego medio hasta ebullición. En ese momento, retiramos del fuego e introducimos el chocolate negro troceado, mezclando con las varillas continuamente. Cada vez más obtendremos una crema de un marrón más intenso.

- Dejamos enfriar a temperatura ambiente durante mínimo 1hora.


PREPARACIÓN del merengue italiano:

- En un vaso, ponemos 35ml de agua con la albúmina. Dejamos que haga efecto durante unos 15 minutos aproximadamente. Pasado éste tiempo lo ponemos en la batidora y con las varillas dejamos que vaya montando.

- Al mismo tiempo, en una cazerola ponemos los otros 35ml de agua junto al azúcar. Lo llevamos a fuego medio, hasta ebullición. Con una cuchara vamos mezclando para que el azúcar se deshaga y se forme nuestro almíbar. Una vez llegue a ebullición, debemos continuar dejándolo en el fuego hasta conseguir el efecto "bola" (qué es eso? Pues consiste en que en un vaso con agua fría, dejamos caer una gotita de nuestro almíbar... cuando esta gota se convierta en una bola y no se deshaga en el agua... tenemos el almíbar listo).

- Rápidamente, echamos el almíbar en nuestra albúmina+agua ya montada, con la batidora a velocidad baja. Vamos subiendo la velocidad progresivamente, hasta obtener un merengue brillante y muy firme, y que además ya no esté caliente.


Foto del plato terminado:


¡Encuentra todo lo que necesitas para preparar esta receta en nuestra Tienda de Canal Cocina!

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina