Focaccia de bimi y tomates cherry confitados

Las claves

  • Ingr. prin.: Pasta y Cereales
  • Plato: Entrante
  • Estilo: Cocina italiana.
  • Ambiente: A diario.
  • Tiempo: alto
  • Dificultad: bajo
  • Comensales: 2

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • 250 grs harina
  • 125 ml agua
  • 50 ml aceite de oliva virgen extra
  • 15 grs levadura fresca desmenuzada
  • 1/2 cucharada azúcar
  • Una pizca Sal para la masa
  • 12 tomates cherry
  • 250 grs bimi
  • 2 dientes ajo
  • Un chorrito Aceite de oliva virgen extra para confitar
  • Una pizca Sal en escamas(para el bimi y los tomates)

Preparación de la receta


Podemos hacerla a mano o con thermomix, si la tenéis, porque sabéis que salen unas masas estupendas.
A mano: Ponemos la harina y el resto de ingredientes formando un volcán y añadimos el agua templada (como a unos 40 grados) y movemos bien hasta formar una masa. La ponemos en un bol en un lugar cálido y la tapamos con un paño de cocina hasta que doble su tamaño, aproximadamente una hora.
Con thermomix: Ponemos en agua en el vaso y programamos 37º velocidad 1. Añadimos, entonces, la harina y el resto de ingredientes; damos dos golpes de turbo y programamos 2 minutos velocidad espiga. Dejamos reposar en el vaso tapado, en un sitio cálido, hasta que doble su volumen, aproximadamente una hora.

Una vez pasado ese tiempo, veremos que tenemos una masa superesponjosa, pero se puede manejar muy bien. La amasamos ligeramente un poco más, y volvemos a dejarla reposar una media hora cubierta, de nuevo, por el paño de cocina.


Mientras tanto, aprovechamos para confitar los tomates y el bimi. Retiramos el tallo más grueso de los bimi y lo reservamos para añadir a una crema de verdura o para hacer unos huevos revueltos. En una bandeja de horno, colocamos los tomates y el bimi, junto con los dos dientes de ajo sin pelar y regamos con un chorrito de aceite de oliva virgen extra (no hace falta sal, porque luego cubriremos con sal en escamas), horneándolo a unos 140º durante 30 minutos.

Como el horno ya está precalentado, sacamos la bola de la focaccia del bol y la extendemos (mejor con un papel film para que no se pegue al rodillo) y le damos la forma ovalada característica. Con un dedo le hacemos una muesca para colocar allí los tomates confitados. En este momento, podéis o bien incorporar el bimi en el centro de la focaccia y meterlo al horno o, como yo hice, meter la focaccia y, a media cocción, incorporar el bimi para que no se haga demasiado. Sea de una manera o de otra, antes aprovecharemos el aceite de confitar los tomates y el bimi y , con una cuchara lo pondremos por encima de la focaccia, que le dará un sabor maravilloso. Espolvoreamos con sal en escamas y meteremos al horno hasta que tenga ese tono tostado tan apetecible. Se toma templada


Foto del plato terminado:

Trucos

Casi todo el mundo coincide en que está deliciosa con un vino rosado, bien frío, por lo que esta vez nos vamos a decantar por tomarlo así, con un vino rosado casi helado.

¡Encuentra todo lo que necesitas para preparar esta receta en nuestra Tienda de Canal Cocina!

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina