Brownie de chocolate blanco y chocolate negro

Las claves

  • Ingr. prin.: Chocolate
  • Plato: Postre
  • Estilo: Cocina dulce.
  • Ambiente: Celebraciones.
  • Tiempo: medio
  • Dificultad: medio
  • Comensales: 4

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • 180 gr de mantequilla
  • 110 gr de chocolate negro (mínimo 55% cacao, yo uso el de 70%)
  • 110 gr de chocolate blanco
  • 4 huevos hermosos
  • 200 gr de azúcar blanco
  • 50 gr de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 115 gr de harina
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 25 gr de cacao puro en polvo (yo uso el de la marca Valor)
  • 100 gr de nueces troceadas (con que las pegues cuatro machacones con el mortero, vale)

Preparación de la receta


Doble chocolate, doble lujuria. No esperes una receta ligera, ni sana, ni saludable. No, no y no.

Esta vez, a lo loco. El que no esté dispuesto a dejarse caer en el vicio, que no siga leyendo, oiga.

La receta está basada en el clásico brownie de chocolate negro, que he tomado prestada del blog de Sara, “La cocina de los elfos”. La he versionado para hacerla a dos chocolates (blanco y negro), más que nada, por aquello de doblar la bacanal de perversión, lujuria, grasa, azúcar y sentimiento de culpabilidad.

Pero qué bien sienta, leñe.

En primer lugar, encendemos nuestro maravilloso horno: 190 ºC calor arriba y abajo. Ahora, prepara el molde que vayas a utilizar. A mi para los brownies me gusta usar uno rectangular, por aquello de luego partirlo en trozos cuadrados, pero puedes usar el que quieras. Fórralo con papel de hornear y déjalo a un lado.


En un cuenco, pon el chocolate negro troceado y 110 gramos de la mantequilla para derretirlo al microondas (o al baño maría). Si lo haces en el microondas, hay que ir haciéndolo en tandas. Lo metes unos 40 segundos a tope, lo sacas y remueves y lo vuelves a meter otros 20 segundos. Sacas, meneas y otros 20 segundos (más o menos). Con tres veces suele bastar, pero si necesitas cuatro, pues no pasa nada. #UanConsejo: Cuidado, no quieras ir de [email protected] y hacerlo en una vez. Si te pasas de tiempo y el chocolate hierve, se quema y amarga. Además, la mantequilla empezará a saltar y se te pondrá el microondas hecho un cristo.

En otro cuenco hacemos lo mismo con el chocolate blanco y los otros 70 gramos de mantequilla.


En un bol ponemos los dos tipos de azúcar y los huevos. Mezclamos con una espátula (sin batir) y añadimos la vainilla. Separa la mezcla en dos. En uno de ellos vertemos la mezcla de chocolate negro y mantequilla y en el otro la mezcla de chocolate blanco y mantequilla. Mezcla en cada bol por separado, para que se integre bien.


Tamizamos la harina y la sal y la repartimos así: 45 gramos a nuestro bol de chocolate negro y 70 gramos al bol de chocolate blanco. Al bol de chocolate negro le añadimos, además, el cacao en polvo tamizado y mezclamos bien bien.

Cuando ya esté todo bien integrado, añade la mitad de las nueces troceadas en un bol y la otra mitad en el otro. Dale un meneo para que se repartan por la masa.


Vertemos primero nuestra masa de chocolate blanco en el molde (estará bastante líquida) y luego, por encima, vertemos la de chocolate negro, que estará bastante más densa. Con ayuda de un tenedor, hacemos unos dibujillos en la masa para que se mezcle un poco. Más o menos como en la siguiente imagen


:Por último, horneamos alrededor de 25 minutos a 190 ºC. Vete vigilando porque cada horno calienta como quiere. Para que te hagas una idea, la parte superior debe quedar ligeramente crujiente y el interior no demasiado seco.

Importante: al pinchar con un palillo en el centro tiene que salir un poco sucio (al revés que en los bizcochos).

Deja enfriar y cuando lo vayas a servir, lo cortas en cuadrados y espolvoreas con azúcar glass.


Foto del plato terminado:


¡Encuentra todo lo que necesitas para preparar esta receta en nuestra Tienda de Canal Cocina!

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina