Bizcocho marmolado de vainilla y chocolate

Las claves

  • Ingr. prin.: Chocolate
  • Plato: Postre
  • Estilo: Cocina para novatos.
  • Ambiente: Celebraciones.
  • Tiempo: medio
  • Dificultad: bajo
  • Comensales: 4

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • 200 g mantequilla
  • 4 huevos
  • 200 g azucar
  • 4 g sal
  • 200 g harina
  • 1 cucharadita esencia de vainilla
  • 30 g cacao puro en polvo

Preparación de la receta


Lo primero, vamos a organizarnos para trabajar. Enciende el horno a 180ºC y deja que precaliente mientras haces la masa, así luego no tendrás que esperar para poder hornearlo. Tampoco está de más que dejes el molde engrasado y enharinado desde el principio. Necesitarás uno de tipo plumcake de 22 cm. Si además pesas y tamizas los ingredientes ahora, todo irá rodado


Derrite la mantequilla suavemente. Puedes hacerlo directamente en el fuego o al microondas, lo que te resulte más cómodo. Una vez que esté totalmente derretida deberás comprobar que no esté excesivamente caliente, y si lo está, dejarla enfriar. Más adelante la mezclaremos con huevo y no queremos tener ningún percance.


Ahora toca separar las claras de las yemas. Es un punto delicado porque si hay un mínimo de yema en las claras, luego no subirán al montarlas. Vigila también que no se te haya colado ningún trocito de cascara…


En un bol bastante grande mezcla las yemas con el azúcar y la sal. A ser posible, hazlo con una cuchara porque quedará muy espeso y si usas unas varillas al final quedará todo en el centro sin mezclar. Tampoco es necesario trabajarlo mucho, solo hasta que esté homogéneo.


A continuación vete incorporando la mantequilla derretida (tibia) y la harina, en varias veces porque si lo añadimos todo de golpe se formarán grumos. Yo con esta cantidad lo hago en cuatro tandas, pero puedes hacerlo en más por seguridad.


Por otro lado, recuperamos las claras y las montamos a punto de nieve. Si habitualmente tienes problemas para que suban yo tengo varios trucos: uso un vaso alto, siempre muy seco porque a la mínima humedad pueden alterarse. Las claras las mantengo frías y también las varillas que voy a usar. Por último, una pizca de sal ayuda a estabilizarlas.


Ahora mezcla las claras con el resto de la masa. Normalmente te diría que lo hicieras con movimientos envolventes y mucho cuidado, pero como el bizcocho tiene una textura densa en este caso puedes darle sin miedo…


Para conseguir los dos sabores viene el paso más importante. Separa la masa en dos mitades. A una de ellas incorpórale la vainilla y a la otra el cacao en polvo.


El montaje del marmolado es sencillo: con dos cucharas normales y corrientes vete colocando bolas de chocolate y vainilla de forma alterna. Con el tamaño del molde rellenarás una fila inferior y otra encima de esta.


Antes de meterlo en el horno dale unos golpecillos sobre la mesa para que extiendan las masas y no queden huecos libres. Si además quieres asegurarte de que el chocolate y la vainilla son equitativos, con la parte de atrás de una cuchara haz espirales para mezclar las dos masas.


Ahora al horno. Recuerda: 180ºC con calor arriba y abajo, colocado sobre una rejilla en el centro. Tardará aproximadamente 45 minutos, pero dependiendo del horno es conveniente ir vigilando hasta que una aguja en el centro salga limpia. Por ultimo deja enfriar sobre una rejilla


Foto del plato terminado:

Trucos

En tus manos está si lo quieres comer tal cual o darle un baño de chocolate como los que se compran en el supermercado. A mí personalmente me gusta sin nada, pero el resultado será igual de sugerente.
¡Encuentra todo lo que necesitas para preparar esta receta en nuestra Tienda de Canal Cocina!

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina