Programas completos - Escapadas con gusto

Escapadas con gusto: Viena

26 de septiembre de 2013

 

 

Canal Cocina viaja hasta Viena, la capital de Austria que se encuentra a orillas del Danubio. Este fantástico enclave de Europa Central es una ciudad con encanto donde historia, arquitectura y cultura se dan la mano, sin olvidar su estupenda gastronomía.

Para comenzar la visita, nos alojamos en el Hotel Rathaus, situado en un edificio histórico de Viena y en pleno centro de la ciudad.

Viena es una de las capitales más antiguas de Europa, pero en ella también confluye la modernidad, al ser una ciudad llena de vida. Olivia Divjak, de la Oficina de Turismo de Viena, nos cuenta que la capital austriaca “es una mezcla perfecta entre la tradición y lo moderno”, entre la historia imperial de la ciudad y su lado más contemporáneo y colorista.

Continuamos nuestro camino y caminamos hasta el centro histórico, catalogado Patrimonio de la humanidad por la UNESCO. La majestuosidad de los edificios y su enorme riqueza monumental y arquitectónica impresiona, así como sus múltiples museos, el principal atractivo turístico de la ciudad.

Entramos en el Leopold Museum, ubicado en el barrio de los museos y visita obligada en Viena. Cientos de populares obras están dentro del museo, fruto de la pasión del amante del arte Rudolf Leopold.

Después de empaparnos del arte, es hora de comer. Para ello, nos trasladamos hasta el Naschmark, uno de los lugares favoritos de los vieneses para comer, en el que además se encuentran multitud de puestos en los que comprar productos, algunos tan curiosos como el vinagre de espárragos u otro para beber, y no para condimentar.

Paseamos por el mercado, pero hacemos un alto en el camino en el Restaurante Neni, propiedad de la israelí Haya Molcho y cuya cocina se basa en sus raíces. Aquí elaboran platos como el hummus o crema de garbanzos, el falafel, la ensalada israelí o el plato de Jerusalén.

Nuestra siguiente parada es el Palacio Belveder, uan obra barroca residencia del príncipe Eugenio de Saboya con dos palacios comunicados con un jardín de estilo francés. . En su interior, alberga algunas de las obras más destacadas de Gustav Klimt, la más importante, ‘El Beso’,

Dejamos atrás el palacio y continuamos nuestro camino hasta llegar al edificio de la ópera, de estilo renacentista e inaugurado en 1869. Muy cerca, almorzamos en el Café Museum para reponer fuerzas hasta llegar el Stadpark, uno de los parques más emblemáticos de la ciudad por sus jardines, la estatua de Strauss o el recinto para conciertos.

Otro de los principales reclamos de la ciudad es HundertWasserhaus o las casas de colores, todo un bloque residencial construido en los años ochenta donde su variedad cromática hace que se convierta en uno de los edificios más fotografiados de la ciudad.

Comienza un nuevo día y visitamos el obrador de Demel, una de las más clásicas pastelerías de Viena. Dietmas F. Muthenthaler, su director, nos cuenta que fue fundada en 1768 por un hombre alemán y, en sus orígenes, era sólo una pastelería. Aquí elaboran los dulces más típicos, como el pastel de manzana o la tarta Sacher, de la que venden unas 60.000 al año.

Viena también es vino, por lo que nos trasladamos hasta los viñedos de la ciudad. Lo más importante, como nos cuenta Fritz Wieninger, de la bodega Wieninger, es la ubicación de los viñedos, en pleno centro de la ciudad, con unas 700 hectáreas. Los principales vinos que se elaboran en la capital austriaca son de variedades blancas, aunque también tintos y algunos con un ligero toque de madera de roble. Cerca de allí visitamos una clásica taberna austriaca, Heuringer Wolff, donde elaborar su propio vino y la comida típica de la ciudad.

En Viena también se encuentra Augarten Wien, la segunda fábrica de porcelanas más antigua del mundo, donde todavía se trabaja de manera artesanal creando auténticas joyas a partir de este material.

Aquí acaba la odisea por Viena, una ciudad donde tradición y modernidad conviven de la mano, además de estar llena de historia, cultura y gastronomía. 

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina