Noticias - Me voy a comer el mundo

Me voy a comer el mundo: San Francisco

31 de enero de 2020

En el capítulo 39 del programa de televisión Me voy a comer el mundoT3, Verónica Zumalacárregui cruza el gran charco hasta el continente norteamericano. Visitamos San Francisco, la famosa ciudad del estado de California, conocida por su Golden Gate, el famoso barrio de Chinatown, sus infinitas cuestas y casas de estilo victoriano.

Una ciudad fundada por los colonos españoles y que recibe su nombre en honor a San Francisco de Asís. Multicultural por excelencia y reconocida como capital gay. Compuesta por 885 mil habitantes entre los que hay un 30% de asiáticos y un 15% de latinos. Su gastronomía refleja el mestizaje de culturas y presume de tener más de 3.500 lugares para comer. Esto constituye una cantidad de restaurantes per cápita mayor que en ninguna otra ciudad estadounidense.

 

COSTILLAS BARBACOA AL ESTILO CALIFORNIANO

Quedamos con Tim delante del emblemático Golden Gate construido en 1937 que como marca la tradición, cruzamos. El puente cuenta con seis carriles en total, tres para cada sentido. La gente que entra con el coche tiene que pagar un peaje de ida casi ocho dólares.

Llegamos a casa de Tim, que se encuentra en el único parque nacional habitable de Estados Unidos, el Presidio. Anteriormente era una base militar y ahora su cementerio rinde homenaje a su pasado.
Tras conocer a la familia cocinamos unas típicas costillas a la barbacoa californianas con la receta de Tim. Aderezamos la carne con una mezcla de sal, pimienta molida, pimienta cayena, mostaza en polvo, chile ancho en polvo y un poco de paprika o pimentón picante. Una vez tenemos las costillas aderezadas por ambos lados envolvemos en papel de plata y las horneamos 2 horas a 150ºC. Cuando estén listas abriremos los paquetes y recuperaremos el jugo de la carne para mezclarlo con la clásica salsa barbacoa. El último paso es disponer los costillares en la parrilla de la barbacoa y los pintamos con la salsa y asamos 7 minutos. Volteamos, pintamos de nuevo y horneamos otros 7 minutos.
Un de los acompañamientos por excelencia de las costillas barbacoa son las mazorcas de maíz pintadas con aceite de oliva, sal y pimentón asadas en la barbacoa durante 10 minutos. En casa de Tim además las costillas se sirven con ensalada de col americana y el pan de maíz.

VARIEDAD GASTRONÓMICA

¿Qué hay dentro del frigorífico en una casa de San Francisco? No faltan las salsas tamaño XXL y nos sorprende encontrar mucha verdura. En California la huerta es especialmente rica y los productos ecológicos tienen gran aceptación.

Tras curiosear en las neveras nos encontramos con Adam, un americano que ha vivido muchos años en Andalucía y nos va a mostrar las mejores vistas de la ciudad desde el restaurante CityScape situado en el Hotel Hilton. Empezamos aquí con un coctel de vino espumoso típico de california servido con un polo de fruta en la copa. Estos polos son infusionados con alcohol y dan un gusto afrutado a la bebida conocida como buzz sparkle pop.

Verónica no puede visitar una nueva ciudad y no deleitarse ante el escaparate de una pastelería. En este caso entramos en Bakehouse para probar un postre único de San Francisco: el croffin. Este dulce combina la masa del croissant francés con un ligero sabor a roscón relleno con diferentes mermeladas, dulce de leche, crema o chocolate y tiene forma de magdalena. La peculiaridad es su producción es que tardan tres días en hacerlo.

Atravesando el parque nacional de Muir Woods conocido por sus milenarias secuoyas nos dirigimos a nuestro siguiente destino. Un campo lleno de nogales propiedad de Amy y John en el que conoceremos cómo se cultivan las famosas nueces californianas y no nos iremos sin probarlas. La nuez tarda en recolectarse unos 4 años. Después de someterlas a un proceso de lavado, unas máquinas las secarán hasta que queden a una humedad de un 8% durante unas 18-24 horas. La nuez de California tiene como característica su textura suave y su toque dulzón.

Una excelente forma de comer nueces es incluyéndolas en ensaladas. La chef Morgan nos va a preparar una ensalada Cobb. Este plato está compuesto por una mezcla de arroz con calabaza, cerezas secas y pimiento rojo. Un mix de lechugas, unos trozos de aguacate, queso de cabra y beicon. Pollo marinado en vinagre balsámico y romero. Para terminarla se incorporan las nueces que hemos recolectado y vinagreta de nueces elaborada con aceite de nueces.

 

SOPA SERVIDA EN PAN, LA CLÁSICA CLAM CHOWDER

En el mercado de Ferry Building Market nos encontramos con Jacquelín, una de las pocas indias nativas americanas que viven en San Francisco, con la que hacemos la compra para elaborar la sopa Clam chowder. En el mercado encontramos una gran variedad de frutas y verduras, muchas de ellas autóctonas, como los calabacines amarillos. Nos llama la atención los puestos que ofrecen más de 8 tipos de tomate diferentes y es que la ciudad dispone de un rico banco de semillas por si ocurre algún desastre natural. Los hongos son otro de los platos fuertes en el mercado y encontramos curiosas setas como unas muy semejantes en color y sabor a la zanahoria.

También nos impresiona la carnicería donde podemos encontrar desde chuletas de 2 kilos a grandes planchas de beicon, ingrediente indispensable en la cocina americana.

De la carnicería nos vamos a la zona de pescados donde no sólo podemos comprar sino también degustar en el momento. En nuestro caso venimos a llenar la cesta para nuestra sopa por lo que nos hacemos con dos variedades de almejas: las clásicas y las cherrystone cuyo tamaño es el doble de una almeja normal. Aunque lo intentamos no podemos irnos sin probar las ostras con Tabasco en Swan Oyster Depot.

Jacquelín cocina para nosotros un Clam Chowder en su casa. Tras lavar las almejas para quitarle la arena, picamos la cebolla y doramos con mantequilla en una cazuela. Cuando esté lista añadimos el puerro y el apio cortado. Damos una vuelta e incorporamos beicon y un poco de ajo. Le echamos caldo de almejas y unas hojas de laurel. Para darle más sabor ponemos tomillo, pimienta y sal. Por último, echamos las patatas cortadas y las almejas en conserva. Tapamos y dejamos que hierva durante 15 minutos. En una sartén echamos mantequilla y harina para que se dore y lo añadimos a la cazuela junto con la nata líquida y la leche. Aderezamos con salsa perrins. En otra sartén echamos aceite y ajo picado para abrir las almejas frescas. Incorporamos perejil y unas gotas de limón. Cuando estén listas las almejas las echamos a la cazuela de la sopa. Este plato se sirve dentro de un pan que hemos vaciado de la miga y la tapa se usa como cuchara para comer.

 

COMIDA EXPLOSIVA EN LOS BARRIOS DE CASTRO, LA MISIÓN Y CHINATOWN

Kenta, un americano de raíces japonesas, nos va a enseñar Castro, el icónico barrio gay de San Francisco. Pasamos por Twin Peaks el primer bar que cambió las paredes por cristales, una metáfora de que la gente ya no necesitaba esconderse.

La Misión, es el barrio que alberga la mayor comunidad latina de la ciudad. Repleto de restaurantes latinos, vamos al favorito de Kenta, La Corneta, para comer un burrito super de gambas y carne, acompañado de arroz, frijoles negros, queso, guacamole, crema agria, lechuga y salsa picante.

La fiebre del oro atrajo a muchos inmigrantes chinos que se instalaron en la ciudad dando origen a lo que hoy conocemos como Chinatown, el barrio chino más grande de Norteamérica. Decorado con los típicos farolillos rojos nos hace creer que hemos sido teletransportados a la propia China. Kenta nos lleva al restaurante más famoso, llamado Great Eastern Restaurant, donde el expresidente Barack Obama vino a probar sus famosos dim sum. Nos atrevemos con su plato más picante: el pollo explosivo, que pica solo con olerlo.

Terminamos nuestra vista en San Francisco en el barrio más antiguo de la ciudad, North Beach. Allí entramos en el bar The Saloon para escuchar en directo música blues y jazz y tomar cervezas locales entre vaso y vaso de bourbon. La tradición es ir alternando un trago de cada bebida.

No te pierdas los capítulos de Me voy a comer el mundo con Verónica Zumalacárregui en San Francisco en Canal Cocina. Estreno Sábado 1 de febrero 2020 a las 17:00 y 00:00h.
Conoce el resto de ciudades que ya ha visitado Verónica Zumalacárregui en nuestra sección Me voy a comer el mundo.

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina