Especiales - Celiacos

Los niños celiacos se comen el mundo

27 de mayo de 2014

 

La enfermedad celiaca puede aparecer en la vida de una persona en cualquier momento, independientemente de la edad que se tenga. Pero sí es cierto que algunas empiezan a sentir los síntomas propios de la enfermedad desde la infancia, lo que hace que haya que tener un especial cuidado a la hora de vigilar la dieta de estos niños para que puedan crecer sanos y fuertes como los demás.

A los primeros síntomas relacionados con esta enfermedad que se detecten en un niño, es aconsejable acudir a un especialista para que se le realicen las pruebas y se compruebe que efectivamente, estos síntomas están provocados por una intolerancia al gluten.

Una vez diagnosticada la enfermedad los niños deben llevar una dieta equilibrada y saludable en la que por supuesto se evite la ingesta del gluten y sus derivados.

Que un niño padezca la enfermedad no significa que no pueda disfrutar de los mismos alimentos que otros niños sanos. Tal y como nos cuenta Serena, un niña celiaca de seis años, ella puede comer de todo siempre que no tenga gluten, incluso su merienda favorita es un rico bocadillo.

Además, actualmente existe una gran oferta de productos para celiacos que hacen que estos puedan disfrutar de cualquier alimento tanto fuera como dentro de casa. Este es el caso de Serena y su madre, también celiaca, que confiesan que se les hace la boca agua cada vez que preparan juntas una deliciosa pizza de tomate, queso y aceitunas elaborada con una mezcla de harinas especiales para ellas.

Serena y otros niños como ella, son el mejor ejemplo de que la enfermedad celiaca, una vez controlada, no supone ningún impedimento para que estos pequeños puedan comerse el mundo.

Descubre más sobre la enfermedad celiaca en nuestro especial Celiacos.

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina