Trucos y Consejos

Cómo pelar tomates

Hacemos una cruz con el cuchillo en la parte de abajo de los tomates y los escaldamos con agua hirviendo. Cuando la piel se empiece a separar (en apenas unos segundos), los pasamos a un bol con agua con hielo. Así se pelarán más fácilmente y no estarán cocinados.

 

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina