Trucos y Consejos

Cómo conseguir nuestros propios germinados

Un germinado es el primer paso para que una semilla se convierta en planta.

Tenemos mucha variedad de germinados: de soja, de lentejas, de lombarda, etc.

Todos ellos tienen muchas ventajas, son muy sanos porque es en este momento de crecimiento de la planta cuando las personas podemos aprovecharnos más de todos sus nutrientes, porque se producen unas reacciones químicas en nuestro organismo que hacen que los sinteticemos mucho mejor.

Para hacerlos nosotros mismos en casa, lo podemos hacer en un bote de cristal abierto. Ponemos un poco de algodón humedecido y ahí ponemos las lentejas o la semilla que prefiramos. Tiene que estar siempre con calor (pero no mucho) y húmedo.

Al cabo de una semana o 10 días, los tendremos listos.

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina