Sugerencias - Tapas

Ruta de turismo gastronómico por Lisboa

28 de mayo de 2014

 

Lisboa, capital de Portugal, es una ciudad que atesora muchos monumentos para visitar, como el Monasterio de los Jerónimos y la Torre de Belem, ambos Patrimonio de la Humanidad.

Otro de los puntos fuertes del país vecino es la gastronomía, con una gran tradición de tapas, allí llamadas ‘petiscos’, procedente de la enorme cantidad de gallegos que allí vivían. Podemos probar pastel de bacalao, pan relleno de carne, casquería de pollo, pescado frito…

La despensa portuguesa es muy rica en conservas, sobre todo en pescado, y por eso el bacalao en salazón es algo indispensable en la cocina portuguesa. Hablamos con José Martins, de Bacalhoria Silva, que nos cuenta que trabajan con bacalaos procedentes de Islandia, con 6-7 meses de curación.

Es tal el arraigo de las conservas que en el restaurante Can the can son las protagonistas. "Nuestro chef pensó en mezclar lo conservado con lo fresco y sazonado, este es nuestro concepto", afirma Rui Pregal, socio del restaurante. En Can the can se pueden degustar platos como Mojama de atún con naranja, Rollitos de calabacín rellenos de sardinitas o Croquetas de pulpo.

La última visita es al restaurante Feitoria, dentro del Hotel Altis Belem, con una estrella Michelín. Su jefe de cocina es Joao Rodrigues, que elabora una cocina de producto, el más tradicional de la cocina portuguesa, como el carabinero, uno de los mejores mariscos de nuestra costa. 

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina