Programas completos - Escapadas con gusto

Escapadas con gusto: Fuerteventura

11 de febrero de 2014

 

Canal Cocina da la bienvenida desde Fuerteventura y uno de sus paisajes más típicos, las dunas. Fuerteventura se erige como la segunda isla de Canarias más grande en cuanto a superficie.

Nuestra primera parada, y donde nos alojaremos durante el viaje, es el Gran Hotel Atlantis Bahía Real, de cinco estrellas, ubicado en Corralejo. Con un estilo neomudéjar, el hotel dispone de 242 habitaciones equipadas con todas las comodidades. Además, cuenta con un magnífico spa. Allí quedamos con Frauke Behrenes, la directora del Spa Gran Hotel Atlantis, que nos sorprende con la gran variedad de tratamientos de hidroterapia. Más de 3.500 metros cuadrados de relax y salud concebidos para cuidar el cuerpo.

El final del circuito es una tumbona con vistas a la isla de logos y un refrescante vaso de agua con hierbabuena. Frauke se pone manos a la obra y me da un masaje con aloe vera. La sensación es de gran relax y frescura.

Tras relajarnos, estamos en las mejores condiciones para visitar el restaurante del hotel, La Cúpula, asesorado por Carles Caig, uno de los grandes cocineros catalanes, que viene acompañado y ayudado por otro cocinero, de su confianza: David Romero. “Se trata de un proyecto de calidad, mimo y exclusividad. El objetivo era crear una cocina que no fuera compleja, sino directa y saludable”, afirma el chef.

Con el estómago lleno, cogemos el coche y nos vamos a conocer un poco más el norte de la isla. Lo más cercano es el Parque Natural de Las Dunas de Corralejo. Con su finísima arena, parece un auténtico desierto, anquen al final nos sorprende el mar. A través de los múltiples miradores, podemos observar una vista sensacional a la montaña de Pindalla, en La Oliva, considerada por los guanches que habitaron la isla como “mágica”.

En el municipio de La Oliva hacemos un alto para conocer la casa de los coroneles, un edifico señorial que data del siglo XVII.

Caminando llegamos hasta el Faro del Tostón, convertido hoy en el Museo de la Pesca de Fuerteventura. Un poco más adelante nos detenemos en un pueblecito llamado El Cotillo, con un pequeño puerto, mucho encanto y unas espectaculares playas.

Deshacemos un poco el camino andado para detenernos en Villaverde. Es la hora de la cena y queremos degustar un poco de carne. Por eso, nos adentramos en el Restaurante El Horno, donde Antonio Rodríguez, uno de los socios y jefe de cocina, nos prepara un clásico guiso de cabra.

Nos levantamos temprano para coger el coche y volver a Villaverde. Probablemente el producto más típico es el queso majorero y, por eso, hemos concertado una visita en la quesería Guriamen para conocer cómo se elabora este producto y, por qué no, degustarlo.

Continuamos nuestro periplo por el noroeste de la isla y hacemos un alto en la localidad de Tefía para visitar el museo de La Alcogida. Este museo debe su nombre a su emplazamiento, una alcogida o terreno dedicado a recoger aguas de lluvias. Se trata de un poblado formado por un grupo de viviendas con la arquitectura doméstica de Fuerteventura.

Dejamos atrás el museo y nos acercamos hasta el Molino de Tefía, declarado bien de interés cultural. Los molinos en Fuerteventura destacaron por su gran nivel de desarrollo por el cultivo de cereales.

Como se va a acercando la hora del almuerzo, decidimos volver a Corralejo y nos detenemos en Gregorio El Pescador. Suso, el propietario de restaurante, nos ofrece unas lapas con mojo verde, un pulpo a la plancha, unos cangrejos repletos de carne, todo ellos con sus papas arrugadas y sus mojos. El plato  fuerte es un caldomero, un guiso muy típico en la isla.

Nuestra siguiente y última excursión es en el centro de Fuerteventura. Nos desplazamos hasta el municipio de La Antigua para visitar el Museo de la Sal y que nos expliquen cuál es el proceso.

Y aquí ponemos fin a Fuerteventura, una isla que nos ha conquistado por su gastronomía y sus paisajes.

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina