De vinos - Curso de cata

Vinos blancos

27 de marzo de 2009

Vamos a hablar de los vinos blancos fermentados en barricas. En el vino fermentado en barrica lo que cambia es que en vez de estar fermentado en un depósito de acero inoxidable está fermentado en una barrica de roble. Según el tostado que tenga la barrica, el tamaño y el tipo que de madera del que esté hecha, nos va a dar unos toques especiados, o más lácteos, o nos va a cambiar la tipología del vino base para encontrarnos con un vino final más complejo. En la fermentación en barrica se juntan los olores y sabores de frutas con los aromas que nos va a aportar la madera. También, la fermentación en barrica cambia las características del vino. Por ejemplo, cuando pasamos el vino blanco que de base es casi transparente o amarillo claro, lo que nos va a aportar es un tanino más amarillo, y al final, nos vamos a encontrar con un vino con más color, con más densidad y con más grasa porque ese tanino le va a dar más corporeidad al vino.

Este tipo de vino lo podemos encontrar en todas las denominaciones de origen de España. La filosofía de estos vinos llega a España influenciada por Francia. Son vinos que los van haciendo cada vez más sutiles, son vinos que podemos guardar, los podemos tener más tiempo en casa, nos van a aguantar más porque ese tanino va a ser uno de los pilares junto con la acidez, básicos para que el vino blanco aguante en la botella.

Cuando catamos este vino en nariz ya no nos encontramos con los aromas de hierbas recién cortadas o aromas demasiados cítricos o muy florales, ahora nos encontramos algún aroma lácteo, a madera o con toques vainillados. Cuando nos encontramos con un vino con una variedad mucho más compleja de base, como sería una chardonnay o una viognier, que son variedades francesas, al pasarlo por barricas nos vamos a encontrar como resultado, un vino muchísimo más complejo. Estos vinos suelen tener más graduación, pero el paso por barrica nunca le va a aportar más alcohol, son vinos que de base están concebidos para ser elaborados de una forma distinta, la mejor uva va a ser destinada a un vino que va a durar más en el tiempo, pero con una buena acidez siempre, aunque sea blanco. Estos son vinos que no le tienen nada que envidiar a los vinos tintos.

Los vinos blancos fermentados con barricas va bien para casi todo. Son vinos que al tener una mayor tonicidad, lo que va a hacer es aguantar comidas más consistentes, por ejemplo, cualquier pescado en salsa, cualquier carne blanca, roja...

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina