Tarta tres chocolates

Las claves

  • Ingr. prin.:
  • Plato: Postre
  • Estilo: Cocina casera.
  • Ambiente: Celebraciones.
  • Tiempo: medio
  • Dificultad: medio
  • Comensales: 4

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • Para la base
  • 1 paquete de galletas
  • 70 gr. de mantequilla derretida
  • Para la crema inglesa
  • 500 gr. de nata líquida (35% M.G.)
  • 70 gr. de azúcar
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 4 yemas de huevo
  • Para la capa de chocolate negro
  • 200 gr. de crema inglesa
  • 60 gr. de chocolate negro (70%)
  • 2 cucharadas de cacao en polvo (opcional)
  • 150 gr. de nata semimontada
  • 2 hojas de gelatina neutra
  • Para la capa de chocolate con leche
  • 200 gr. de crema inglesa
  • 60 gr. de chocolate con leche
  • 150 gr. de nata semimontada
  • 2 hojas de gelatina neutra
  • Para la capa de chocolate blanco
  • 200 gr. de crema inglesa
  • 60 gr. de chocolate blanco
  • 150 gr. de nata semimontada
  • 2 hojas de gelatina neutra

Preparación de la receta


Comenzamos preparando la base de la tarta y para ello trituramos las galletas con ayuda de un robot o metiéndolas en una bolsa y dandole golpecitos con un rodillo hasta convertirlas en polvo. Añadimos la mantequilla derretida previamente en el microondas y formamos una masa que extenderemos sobre la base de un molde desmoldable apretando ligeramente para que quede una capa uniforme y compacta. Ten la precaución de no subir mucho por la pared del molde para que así se aprecie bien la primera capa de chocolate. Introducimos el molde en el congelador.


Ahora vamos a preparar la crema inglesa y comenzamos poniendo la nata a hervir. En un bol batimos las yemas con el azúcar hasta que empiece a adquirir una consistencia espumosa. En ese momento y sin parar de batir, añadiremos la nata poco a poco hasta que se integre completamente en la mezcla.
Dividimos la crema en tres partes iguales. Te recomiendo que las peses para que no queden después las capas desiguales. Aproximadamente serán de 200 gr. cada parte.


Comenzamos preparando la capa de abajo, es decir la de chocolate negro y para ello pondremos a hidratar las hojas de gelatina en agua fría durante 10 minutos. Derretimos el chocolate mientras tanto en el microondas o al baño maría. Añadimos las hojas de gelatina a una de las tres partes de la crema que habíamos dividido anteriormente, removiendo bien hasta que se hayan disuelto completamente. Añadimos entonces el chocolate derretido y el cacao en polvo y removemos hasta que se integren completamente. Por último añadiremos la nata semi montada, es decir , la batimos hasta que adquiera algo de volumen pero no hasta el punto que esté dura. La añadimos a la mezcla removiendo con una cuchara o espátula.
Vertemos la mezcla anterior sobre la base de galletas e introducimos de nuevo en el congelador durante 10 o 15 minutos que va a ser lo que tardemos en preparar la segunda capa de la tarta.


Ahora vamos a preparar la capa de chocolate con leche exactamente de la misma manera que preparamos la anterior, es decir, hidrataremos las hojas de gelatina en agua fría, derretiremos el chocolate y añadiremos primero la gelatina bien escurrida removiendo hasta su completa disolución y después el chocolate fundido removiendo igualmente hasta que esté perfectamente integrado en la mezcla. Añadimos entonces la nata semimontada y mezclamos con una cuchara o espátula hasta que se integre bien. Sacamos el molde del congelador y con cuidado de no hacer un agujero en la primera capa de chocolate, verteremos la capa de chocolate con leche que acabamos de preparar. Introducimos de nuevo en el congelador durante 10 o 15 minutos que será igualmente el tiempo que tardemos en preparar la capa de chocolate blanco


La última capa se prepara como podréis imaginar de la misma manera que las otras dos. Comenzamos hidratando las láminas de gelatina, derretimos el chocolate en el microondas (páralo cada 10 segundo ya que el chocolate blanco tiene facilidad para quemarse en el microondas) o al baño maría y añadimos las láminas de gelatina bien escurridas después de estar 10 minutos en remojo en agua fría a la crema inglesa, removiendo bien hasta su completa disolución. A continuación añadimos el chocolate blanco fundido removiendo hasta que se integre completamente en la mezcla. Añadimos entonces la nata semimontada removiendo hasta que se integre perfectamente en la mezcla. Sacamos el molde del congelador y vertemos la mezcla de chocolate blanco con el mismo cuidado que al verter la mezcla anterior ya que si la echas de golpe es probable que hagas algún agujero y no te quede tan bonita la tarta. Introducimos de nuevo en el congelador durante dos horas aproximadamente.


Sacamos del congelador la tarta y con ayuda de un colador espolvoreamos una capa generosa de cacao en polvo (no Cola-Cao)


Foto del plato terminado:

Trucos

Tienes la opción de comerla con la consistencia de una mousse en el caso de que la guardes en la nevera después del último paso, o también conservarla en el congelador y obtendrás de este modo una tarta helada. No sabría decirte cuál está mejor, cuando la he probado de las dos maneras he repetido irremediablemente con otro segundo trozo.
¡Encuentra todo lo que necesitas para preparar esta receta en nuestra Tienda de Canal Cocina!

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina