Noticias - Actualidad

Visitamos las bodegas Marqués de Griñón

10 de mayo de 2010

 

Carlos Falcó, Vicepresidente de la Academia Española de Gastronomía, presenta la 13ª edición de su libro Entender de vino, publicado por Ediciones Martínez Roca.

Guiados por el Marqués, visitamos la propiedad y probamos sus afamados vinos así como sus aceites.

Canal Cocina visitó el Dominio de Valdepusa, la propiedad situada en Malpica de Tajo, Toledo, donde se encuentran los Pagos de Marques de Griñón. Allí tuvimos oportunidad de pasear entre viñedos y visitar las bodegas donde se elaboran sus vinos, además de conocer un poco mejor al Marqués.

Carlos Falcó tuvo claro desde muy joven que aquellos vinos que su abuelo vendía a granel eran merecedores de ser embotellados. Persiguiendo este objetivo, estudió para ser ingeniero agrónomo. Asegura orgulloso que siempre ha luchado por implementar en el cultivo de la vid las últimas tecnologías, siendo el primero que introdujo en España el riego por goteo y su control en función de las condiciones climatológicas. Hoy en día, todas estas tecnologías son comunes en cualquier bodega que se precie.

El éxito y la calidad de sus vinos queda patente al saber que Robert Parker ha otorgado a todos ellos más de 90 puntos. Incluso, nos sorprendió saber que su vino más especial, llamado AAA en honor a sus tres hijas, cuyos nombres contienen todos esta letra, ha agotado las existencias. Se trataba de una tirada muy limitada de 4.000 botellas al precio nada asequible de 130€. La clave de este éxito se debe en gran medida al trabajo de Xandra, hija del marqués y actual directora de marketing, que ha impulsado la marca con innovaciones en el embotellado, en el etiquetado, etc.

Y es que elaborar un buen vino, como asegura Falcó, no es algo barato. Para hacernos una idea, una barrica de roble americano cuesta 300€ mientras que las barricas de roble francés, destinadas a los mejores vinos y las que se utilizan en exclusiva en estas bodegas de Marqués de Griñón, tienen un valor de 700€. Si tenemos en cuenta que son sólo los tres primeros años de uso de la barrica los que aportan aromas adecuados al vino de gran calidad, podemos hacernos una idea del gasto que supone la producción.

Carlos Falcó nos asegura que hoy por hoy el reto es introducir a los jóvenes españoles en el mundo del vino. Un estudio realizado por el Observatorio del Vino reveló que el 40% de los jóvenes encuestados aseguran que "el vino no va con ellos" y que es sólo en ocasiones románticas cuando recurren a esta bebida. Además, es revelador el hecho de que el consumo de vino es ya mayor en países con poca cultura vitivinícola como Suecia, Dinamarca o Reino Unido, que en nuestro país.

Con su obra Entender de vino, Carlos Falcó pretendía, hace 10 años, dar a conocer el mundo del vino. En estos años, el éxito de la gastronomía española ha impulsado el consumo y conocimiento de los vinos españoles. Hoy, Entender de vino se ha convertido en una obra de largo recorrido, habiendo publicado su 13ª edición. Esta edición cuenta con mejoras y adaptaciones a los nuevos tiempos, como por ejemplo, los maridajes clásicos de vino con platos tradicionales de la cocina española o la adaptación del léxico original del francés al español.


¿De qué manera pueden hacer frente los vinos de pequeñas bodegas a la crisis y todos los problemas anteriormente descritos? Carlos Falcó lo tiene claro: hay que elaborar vinos que aporten un valor diferencial, vinos que reflejen las características del terruño donde son elaborados, con personalidad, como los vinos de Marqués de Griñón.

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina