Pannacotta de chocolate blanco con coulis de frambuesa

Las claves

  • Ingr. prin.: Huevos y Lácteos
  • Plato: Postre
  • Estilo: Cocina casera.
  • Ambiente: Celebraciones.
  • Tiempo: bajo
  • Dificultad: bajo
  • Comensales: 4

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • 400 gr. Nata para montar
  • 400gr. Leche entera
  • 1 vaina Vainilla
  • 200 gr. Chocolate blanco
  • 3 hojas Gelatina
  • 120 gr. Frambuesas
  • 60 gr. Agua
  • 60 gr. Azúcar

Preparación de la receta


Troceamos el chocolate blanco y lo reservamos.


Cogemos nuestra vaina de vainilla, la partimos por la mitad y sacamos las semillas.


En un cazo, vertemos la leche, las semillas que hemos sacado de la vaina, y las dos mitades de la vaina. Lo dejamos a fuego medio hasta que empiece a hervir.


Mientras, en un bol con agua fría, metemos nuestras hojas de gelatina para que se hidraten.


Una vez haya empezado a hervir la leche con la vainilla, apagamos el fuego y lo retiramos. Esperamos un par de minutos para que baje un poco la temperatura y añadimos la gelatina bien escurrida (para no aportarle agua a la mezcla anterior) y mezclamos.


Ahora, añadimos el chocolate blanco que habíamos troceado y empezamos a mezclar con unas varillas hasta que nuestro chocolate haya desaparecido y se haya derretido en la leche.


Añadiremos ahora la nata y mezclaremos para que se integre con el resto de ingredientes.


Vertemos nuestra mezcla en moldes, en vasos de cristal, en copas... en mi caso en vasitos de cristal porque quería servir las pannacottas en ellos.


Dejamos que se templen un poco y los metemos a la nevera hasta que vayamos a comérnoslos.


Cuando ya tengamos nuestras pannacottas frías y cuajadas, haremos nuestro coulis de frambuesa de la siguiente manera.


Añadimos todos los ingredientes en un cazo a fuego lento durante 10 minutos.


Pasado el tiempo, apagamos el fuego y lo retiramos.


Ahora, con una batidora de mano de las que todo el mundo tiene en casa, lo batimos bien y lo pasamos a un bol utilizando un colador para que únicamente nos quede el "caldo" sin las semillas y demás.


Ahora que ya tenemos todo lo necesario, únicamente tenemos que montar nuestras pannacottas. Para ello, podemos hacerlo de varias maneras; podemos desmoldarlas en un plato y decorar con el coulis de frambuesa o bien lo que yo he hecho, dejarlas en nuestros vasos de cristal, verter el coulis encima y decorarlas con unas hojitas de hierbabuena, el resultado será espectacular de una forma o de otra ^_^


Foto del plato terminado:


¡Encuentra todo lo que necesitas para preparar esta receta en nuestra Tienda de Canal Cocina!

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina