¿Qué se cuece? - En casa de herrero...

El Celler de Can Roca

27 de marzo de 2009

Joan Roca es uno de los cocineros más consolidados de nuestro panorama gastronómico. Junto a sus hermanos, oficia en el restaurante el Celler de Can Roca poniendo en práctica una cocina de autor basada en el perfeccionismo de la técnica y la delicadeza de sabores.

Está claro que un buen restaurante se hace con cariño, y cuando su éxito obliga a ampliarlo, aún más. Esto ha pasado en el Celler de los hermanos Roca, en Girona, donde la estrechez, ha dado paso a un parque temático del buen comer. El restaurante posee ahora un espacio generoso, necesario para desarrollar sus necesidades. Combinan todo tipo de tecnología, desde la más antigua a la más moderna. Tiene un fuego de leña de encina para tener una brasa viva todos los días y seguir manteniendo la tradición con los aromas de leña de brasa.

22 años de experiencia dan para mucho. Con la segunda estrella Michelín consolidada, Joan, Josep y Jordi, se dedican ahora a innovar, eso sí, sin perder ni una sola raíz.

La historia de la cocina de El Celler comienza con la cocina tradicional en manos de la madre de los tres hermanos en el restaurante popular de la familia, pasos que ha seguido Joan, y donde ahora se muestra la complicidad entre los tres hermanos.

Josep, quién eligió el camino del vino, ha logrado en el nuevo Celler, ofrecer una bodega de referencias incontables, en la que suele hablar a sus clientes de sus pasiones, y donde se pueden tocar las burbujas de un champagne.

La idea es vincular que el vino es mucho más que una bebida, es trasmisión cultural, valores, tradición, pasión, devoción por el vino, pero que cada uno puede tener distintas vinculaciones afectivas que nos lleguen, por lo que en el caso de Josep está ligado a la pasión personal.

Jordi, el pequeño de los Roca, no deja de trabajar e investigar en nuevos y sorprendentes postres, donde más que una cocina, casi tiene un taller.

La esencia del restaurante está en la intervención de los tres hermanos al confeccionar el plato, aprovechando todos los recursos que tiene la casa  para desarrollar su propia cocina. Todo esto hace un conglomerado que da una solidez y seguridad para que afronten el futuro con argumentos para seguir cocinando.

Pues así es el Celler de Can Roca, en Girona. Un lugar de donde el mismísimo Alejandro Dumas, habría sacado aquello de ... "uno para todos, y todos para uno".

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina