De vinos - La Retronasal

Cavas Submarinas

27 de marzo de 2009

Las únicas cavas submarinas en España están en Tossa de Mar, Girona, en Cala Llevadó.

Últimos días de calor en la costa de Tossa de Mar, en Girona. Los bañistas de Cala Llevadó se sienten especiales. No en todos los lugares se puede tomar un vino como este... Al menos, en ningún otro lugar de España. Y es que allí se puede degustar el vino de las Cavas Submarinas, es decir, botellas de vino que envejecen debajo del mar.

Son botellas que tienen gran acogida y expectación entre el público, ya que a la gente le atrae mucho la idea de bucear hasta el fondo del mar y coger su propia botella, como si de un tesoro se tratara.

Existen blancos y tintos; el producto estrella es aquella botella que ha estado bajo el mar doce meses, con denominación Reserva Marina. Es un vino muy suave al paladar, y el más viejo que se puede degustar en las cavas submarinas.

No hay que ser un experto. Por 50 o 60 euros, según sea blanco o tinto, recibirá el bautismo de buceo a unos siete metros de profundidad. Después, podrá beberse el botín en la propia playa, gracias a un acuerdo con varios restaurantes de la zona. Aquí descubrirá un sabor cuando menos, diferente.

La idea nació de un viticultor chileno aficionado al buceo, que empezó a envejecer las botellas en Chile a 20 metros de profundidad y una temperatura constante de 8 grados centígrados. No cabe duda de que ha abierto un mercado original, donde cada botella hay que ganárserla.

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina