Noticias - Me voy a comer el mundo

Me voy a comer el mundo: Londres

08 de noviembre de 2016

En el capítulo 15 de Me voy a comer el mundo, Verónica Zumalacárregui nos hace viajar por Europa hasta la capital de Reino Unido: LondresConsulta aquí DÓNDE VER CANAL COCINA.

Hay muchas cosas por las que Londres deslumbra, como el Big Ben o el Buckingham Palace, pero no por su gastronomía. Pocas ciudades han tenido peor gama gastronómica que esta capital, pero en los últimos años esto ha cambiado de manera radical. Más de 270 nacionalidades diferentes conviven en la ciudad y han transformado y revolucionado por completo los sabores de la ciudad.

Nuestro primer escenario en Londres es la conocida plaza de Picadilly Circus, en la que nos rodean los taxis negros, los autobuses rojos, las pantallas de colores y el tiempo, con el que nunca se sabe si tienes que sacar el paraguas o no. Aquí nos encontramos con Dan, un joven británico que nos descubre el Soho, uno de los centros gastronómicos de Londres.

CHINA TOWN Y BRICK LANE: LA GASTRONOMÍA DEL MUNDO SIN SALIR DEL SOHO LONDINENSE

En el Soho podemos encontrar restaurantes de cualquier parte del mundo: café francés, restaurante libanés, italiano, americano, japonés… Además, en el corazón del Soho encontramos China Town, donde abundan los restaurantes chinos que te trasladan, de un solo bocado, a Oriente y te hacen olvidar que estás en Europa.

Después de probar unos dumplings, nos desplazamos a otro de los barrios con mayor número de extranjeros: Brick Lane o la “Banglatown” de Londres. Nos encontramos, de repente, inmersos en una pequeña India donde todo huele a especias. Allí descubrimos el Sunday Up Market, un mercado de comida callejera donde se vende comida de numerosos países del mundo: Tibet, Japón…

Aunque los puestos de comida callejera son extranjeros y no británicos, queremos degustar un plato típicamente inglés. Hacemos parada en The Fellow para probar el Roast Beef, la carne asada tierna y sabrosa que, tradicionalmente, se toma en la cena de domingo.

Los ingleses no son conocidos por su afición por la cocina; es común salir a comer fuera que cocinar en casa. Sin embargo, los que sienten pasión por ella se mueven a la perfección entre fogones. Este es el caso de nuestro siguiente anfitrión, Myles, que vive con su mujer valenciana Fusca.

En casa de Myles y Fusca probamos un “roast” diferente… ¡de faisán cazado por él mismo! El faisán se hornea rodeado de bacon, que lo mantiene mucho más tierno, y se acompaña con verduras y patatas asadas, una salsa de pan o “bread sauce” y la salsa típica inglesa, la Gravy.

Arrancamos un nuevo día en Londres y lo hacemos descubriendo una de las profesiones con mayor tradición: los barristers, abogados de alto nivel que habitualmente vemos en los juicios con peluca. Nuestro siguiente anfitrión, Alex, es uno de ellos. Para no perder el tiempo, estos abogados y los altos ejecutivos de la City compran su comida en los mercados callejeros, donde las opciones más infinitas.

Para aquellos días en los que tiene más tiempo, los ejecutivos londinenses sacian el hambre en algún pub cercano a su puesto de trabajo, como The Pepys, situado al lado del río Támesis. Su carta está llena de hamburguesas y de tapas del mundo “a lo londinense.

Pero en la vida de un barrister no todo es trabajo y comida rápida. Al salir del trabajo, el pub se convierte en el centro de la vida social inglesa. Existen muchos pubs en Londres, pero ninguno como Cittie of Yorke, un local muy hogareño donde tomamos una cerveza tradicional inglesa.

EL "ENGLISH BREAKFAST" Y EL FAMOSO "FISH & CHIPS" 

Nuestro siguiente día en Londres lo queremos comenzar con energía y esa nos la aporta el auténtico English Breakfast. Nos hemos venido hasta un barrio residencial de la ciudad para prepararlo junto a Hugh. Este desayuno londinense consta de un huevo poché, pan tostado, judías cocidas, beicon, salchichas, tomates cherry y champiñones.

¿Y con qué acompañamos este desayuno de campeones? Con un auténtico inglés, que siempre va regado con un chorro de leche fría.

Paseamos por Londres hasta la hora de la comida, momento en el que vamos a probar otro de los buques insignia de la gastronomía londinense: fish & chips. El pescado de este plato suele ser bacalao o merluza y está rebozado en una mezcla de huevo, harina, agua y harina de arroz y bien frito para dejarlo tostado. Se acompaña de patatas fritas. ¿El resultado? Un pescado crujiente por fuera y jugoso por dentro.

Tras el desayuno y la comida, la siguiente reunión social que se hace en Inglaterra en la mesa llega a la hora del “Afternoon tea”. Inglaterra es el tercer país del mundo donde más té se consume. La última moda en Londres es celebrar con los amigos esta hora del té y nosotros lo  hacemos justo a nuestra siguiente anfitriona en uno de los lugares más chic de la ciudad: el Hotel Café Royal. Esta tradición consta de un té inglés, una parte salada, un té para limpiar el paladar, unos dulces y una copa de champán para poner el broche de oro.

Terminamos nuestro viaje a Londres de noche, descubriendo las cenas secretas que tienen lugar en casas londinenses. Estas cenas “pop up” son cenas secretas en domicilios particulares donde los invitados no se conocen y disfrutan de la cocina del anfitrión.

¿Te ha gustado nuestro viaje hasta Londres para conocer su gastronomía? Descubre este capítulo y el resto de nuestra odisea gastronómica por el planeta cada jueves a las 22.00 horas en Canal Cocina Me voy a comer el mundo.

Conoce el resto de ciudades que ya ha visitado Verónica Zumalacárregui en nuestra sección Me voy a comer el mundo.

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina