Trucos y Consejos -

Cómo poner garbanzos a remojo

El truco para poner los garbanzos a remojar es muy sencillo.

El garbanzo es la única legumbre que se pone a remojar en agua caliente. En primer lugar se lavan los garbanzos con agua caliente y abundante sal. Se frotan con ayuda de las dos manos para eliminar las posibles impurezas y se elimina esa agua.

Por último se vuelven a poner en el bol con agua caliente y abundante sal durante 24 horas.

Es muy importante que al cocer los garbanzos el agua debe estar hirviendo.

Si quieres ver alguna receta con el garbanzo como protagonista desde Canal Cocina te animamos a que veas las siguientes:

Guiso de pellejito de melva con garbanzos

Velo de garbanzos, la pringá y su caldo

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina