Trucos y Consejos

  • volverVolver
Cómo escaldar tomates
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:

El género licopersicon (tomate) se localiza en la zona Andina, que se extiende desde el sur de Colombia hasta el norte de Chile, aunque ya en México donde se domesticó porque parecía que crecía en los huertos como mala hierba. En México en el siglo XVI ya se consumían de todos los tamaños, sabores, incluso rojos o amarillos, pero ya en esa época había llegado a España y se consumía como alimento, y también en Italia. En el resto de Europa se utilizaba como farmacia. Se mantuvo así en Alemania hasta principios del siglo XIX. Los españoles y portugueses lo extendieron a Oriente Medio, al resto de Europa, África, a Canadá y EEUU.

Al quitarle la piel es una forma más cómoda y suave de comer. Después ya se puede hacer cualquier tipo de preparación.

Para escaldar los tomates y quitarles bien la piel, ponemos agua a hervir y con una puntilla le damos dos cortes como una cruz al tomate. Cuando el agua esté hirviendo, añadimos los tomates unos segundos y retiramos rápidamente. Para que conserven todo el color y no se nos pasen, los introducimos en agua fría de la nevera o bien agua con hielo. En esta agua se enfría enseguida y ya tenemos el tomate para poder pelarlo, está escaldado para poderlo hacer con casé.

Valoración ( usuarios):
  • Valoración (0)

Valorar
Publicidad