Noticias - Me voy a comer el mundo

Me voy a comer el mundo: Madrid

30 de mayo de 2018

En el capítulo 31 del programa de televisión Me voy a comer el mundoVerónica Zumalacárregui nos descubre y pasea por los mejores rincones de una de las capitales más movidas del mundo: Madrid.

Capital de España y lugar donde vive nuestra presentadora Verónica Zumalacárregui. Ciudad despierta, dinámica, acogedora y muy divertida. En toda la comunidad residen 6 millones y medio de personas, muchos de ellos vienen de distintos puntos del país e incluso del mundo.

Lo que caracteriza a Madrid es su ocio. Se calcula que aproximadamente los españoles comen fuera de casa 155 veces al año, en contraste con las 30 veces de la media de la Unión Europea. En la capital este fenómeno es todavía más exagerado, es costumbre tomarse unas cañas después de trabajar cualquier día de la semana. Los bares y restaurantes suelen estar siempre llenos y, si se quiere fiesta es muy fácil encontrarla, incluso en domingos y lunes.

DOMINGO DE PASEO

Quedamos con Jorge en la Puerta del Sol, donde paramos un momento en el kilómetro 0 y también admiramos el símbolo de la ciudad de la escultura del Oso y el Madroño. La ruta gastronómica inicia con un desayuno en la Chocolatería San Gines, el sitio perfecto para degustar los típicos y los mejores churros madrileños. Nos comemos una ración de churros y otra de porras acompañados con la clásica taza de chocolate caliente.

Hacemos una rápida parada por el Palacio Real de Madrid, que en la actualidad es el palacio más grande del mundo. Como es domingo aprovechamos de dar una vuelta por el mercadillo El Rastro, antiguo mercado que se caracteriza por ser un caótico popurrí de puestos de ropa, antigüedades, bisuterías y una variedad de objetos inesperados. Allí nos endulzamos con un típico Barquillo de vainilla. En La Casa de las Navajas tomamos el aperitivo, que consiste en el pequeño bocado antes de comer que se acompaña de una cerveza o un vino. Pedimos una docena de Navajas y una buena ración de Patatas bravas.

Para probar el Cocido madrileño acudimos a casa de los tíos de Jorge, quiénes tienen la tradición de hacer el cocido con ayuda de toda la familia. El cocido se hace en horno de leña, dentro de un gran cazo donde se obtiene una cantidad que puede alimentar hasta a 30 personas. Nieves nos explica el orden para colocar los ingredientes: se empieza por introducir los garbanzos en su red, luego los tocinos y las manitas de cerdo en otra red, se mete la ternera, una variedad de huesos, la gallina y por último se pone el agua que cubra toda la carne. Se mete al horno y luego es cuando se coloca tanto el repollo como el chorizo y la morcilla, contando en total entre 4 y 5 horas de cocción.

MÍTICA RUTA DE TAPAS

Un plan muy típico es recorrer diferentes locales y probar una tapa distinta en cada uno de ellos. Bárbara, una periodista gastronómica y además madrileña, nos cita en la Plaza Mayor y nos lleva a hacer una ruta de tapas. Empezamos por un Bocadillo de calamares y dos cañas en el bar La Campana. La segunda parada es por la zona de embajadores en La Freiduría de Gallinejas, una casquería que vende toda una serie de vísceras de cordero. Allí tomamos las Gallinejas, que es el intestino delgado de este animal, y también comemos Zarajo con patatas fritas.

En el barrio de Las Letras vamos a la Taberna La Dolores donde ordenamos un plato que se llama Matrimonio, que está constituido de boquerones en vinagre, anchoas, patatas y aceitunas. Otra parada indispensable es Taberna de la Daniela donde hacen los imprescindibles Callos a la madrileña, un guiso que se hace con chorizo, hueso de jamón, ajo, pimentón y tripas de vaca.

En el barrio de Malasaña acudimos al Mercado de San Ildefonso, donde hay una extensa propuesta de comidas: venezolana, peruana, mexicana, hawaiana y por supuesto madrileña. Para nuestra ruta de tapas elegimos el puesto de Croquetas caseras, nos comemos una de jamón y otra de boletus. Las últimas paradas de la ruta de tapas es La Bodega de Ardosa donde disfrutamos la Ensaladilla rusa y terminamos con unos gin-tonics de fresa en Gorila Malasaña.

MERCADO DE LA PAZ

Nos pasamos por el Mercado de la Paz, donde quedamos con Juan Pozuelo, cocinero y presentador de Canal Cocina. Allí hacemos una compra muy fresca para preparar una paella. Compramos el arroz ideal para paellas, también el auténtico azafrán molido y pedimos una variedad de mariscos frescos entre ellos sepias, chirlas, gambas y mejillones; pero antes de irnos a hacer la paella nos detenemos en Gourmet Ibérica, el paraíso del jamón, y probamos el famoso manjar español: el jamón curado de bellota y 100% ibérico.

En casa de Juan a las afueras de Madrid elaboramos la paella. La parte más importante es el caldo, que lo hacemos de pescado con la cabeza de rape, con los tentáculos de la sepia, las cascaras de las gambas y los pimientos enteros. Colocamos en la paellera las verduras, las sepias, el tomate triturado, luego el caldo colado, el azafrán, el arroz y luego finalizamos colocando el resto de mariscos.

EL FAMOSO PINCHO DE TORTILLA

Terminamos el recorrido de Madrid en el Estadio Santiago Bernabéu. Nos encontramos con Guillermo, no precisamente por el fútbol, sino porque muy cerca del estadio se encuentra uno de los mejores pinchos de tortilla española de Madrid en un bar llamado José Luis. Presenciamos la preparación de la famosa tortilla española que lleva solo patatas y huevo, y además nos cuentan que en un partido se hacen aproximadamente 100 tortillas.  

No te pierdas los capítulos de Me voy a comer el mundo con Verónica Zumalacárregui en Canal CocinaConsulta aquí los próximos pases de la serie Madrid, estreno jueves 31 de mayo de 2018 a las 17:00 y 23:30h.

Conoce el resto de ciudades que ya ha visitado Verónica Zumalacárregui en nuestra sección Me voy a comer el mundo.

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina