Noticias - Me voy a comer el mundo

Me voy a comer el mundo: Eslovenia

09 de mayo de 2018

En el capítulo 28 del programa de televisión Me voy a comer el mundoVerónica Zumalacárregui realiza un frío viaje gastronómico por los rincones más espeluznantes del pequeño tesoro que esconde Europa Central: Eslovenia.  

Es un país de cuento de hadas, destinado para el deleite visual. Se encuentra ubicado entre los Alpes y el Mar Adriático. El 60% de su territorio es bosque, al pie de sus montañas se suman lagos, acantilados y cascos históricos medievales.

Viven 2 millones de personas cuyo carácter fusiona la esencia mediterránea con el corazón germánico. La gastronomía tiene influencias italianas, austriacas y balcánica. Gozan del empleo del producto local y la mayoría de sus platos protéicos están destinados a mantener el cuerpo calientito.

HAMBURGUESA DE CABALLO

Es pleno invierno en el casco histórico de Liubliana, una ciudad del siglo XII. Nos saludamos de una manera más distante, le damos la mano a Nina, una carismática eslovena profesora de español. Pasamos por el puente más importante de Liubliana llamado Puente Triple por el que corre el río llamado Ljubljanica.

A pesar del frio, hay mucha vida en la calle, incluso hay un mercado repleto de verduras y hortalizas frescas. Vemos una variedad de lechugas y tubérculos, entre ellos tres tipos de zanahorias: la clásica naranja, la chirivía que es blanca y una amarilla. Probamos chucrut y nabo fermentado.  Nos cruzamos con una máquina de leche fresca que funciona las 24 horas y donde se puede comprar un litro de leche solo por un euro.

Luego de la compra del mercado paramos a calentarnos en un sitio especializado en Strukels, un plato bandera del país que es a base de trigo. Hay una gran variedad de ellos, pero los más comunes son el de trigo sarraceno y el de requesón. En otro mercado interior, con un aspecto más socialista-comunista, catamos un salami embutido de oso.

Nos subimos a un funicular para alcanzar el punto más alto de Liubliana: la torre del castillo Ljubljanski grad, desde donde se admira un tercio del territorio esloveno. Lo siguiente es probar una Hamburguesa gigante de carne de caballo en un sitio dedicado a este tipo de carne llamado Hot Horse. Es una hamburguesa de contextura fina que se coloca dentro de un pan de gran tamaño junto con sus salsas, ensalada y chucrut.

Seguimos nuestro recorrido visitando la casa del siglo XIX de Nina para iniciar la preparación de un plato esloveno compuesto de nabo y repollo rayado, dos tipos de salchichas y un puré de patatas que lleva frijoles, crema agria y mantequilla.

RUTA DEL POSTRE

Iniciamos muy temprano el siguiente día en territorio esloveno. A las 5.30 de la madrugada, a cuatro grados bajo cero, vamos a casa de una familia de granjeros. Según su tradición, hay que trabajar para ganarse el desayuno, por lo que ordeñamos las vacas que tienen justo al lado de casa.

Todavía con una mañana oscura, nos sentamos a la mesa para tomar el desayuno con la leche que nuestra presentadora Verónica Zumalacárregui ha ordeñado. El desayuno se compone de una serie de yogures acompañados de pan con miel y mantequilla.

En un paisaje de postal en el lago Bled nos espera Tamara, directora de relaciones públicas. Somos afortunados de divisar la única isla de Eslovenia que acoge una vieja catedral. Vamos navegando hacia el Castillo de Bled en un barquito tradicional llamado Pletna. Luego de disfrutar de las vistas del lago no solo saboreamos sino que también vemos la preparación secreta del postre típico de la zona conocido como Kremna rezina que tiene unas bases de hojaldre relleno de unas cremas caseras deliciosas.

Continuamos con la ruta del postre en un pueblo completamente nevado. En el hotel Gostilna Restavracija vemos como se prepara la Potica, un dulce a base de harina, nueces y ron hecho en un molde de barro.  

La bebida alcohólica que más se consume en Eslovenia es la cerveza y su elaboración artesanal tiene mucha tradición. En Pritlicje bebemos una cerveza no filtrada que viene cubierta con un papel donde viene escrito las instrucciones de consumición debido a que no es una cerveza cualquiera.

EL PEZ HUMANO

Visitamos la ciudad Postojnska que alberga una de las cuevas más famosas de toda Europa: la Cueva de Postoina, donde coincidimos con Primos, el marido de Nina. Atravesamos la cueva en un tren y luego la recorremos a pie impactados por los laberintos subterráneos, las estalagmitas y estalactitas. En un pozo aparece el dichoso pez humano que tiene una forma muy curiosa y que los eslovenos lo relacionan con la raza caucásica.

En Goce, un pueblito de casas de piedra, vamos a comer un buen guiso para entrar en calor. Yelka, la señora de la casa, nos prepara una sopa tradicional llamada Jota, la misma lleva patatas, laurel fresco, judías y col fermentada cocinado con una manteca de cerdo.

Visitamos un pequeño museo privado donde se pueden ver muchos objetos originales de la antigua Yugoslavia socialista. Merendamos un perrito caliente socialista, típico de aquellos tiempos.

DESPUÉS DEL ESQUÍ UN BUEN JABALÍ

Vamos a Vogel, una de las muchas estaciones de esquí del país en los Alpes Julianos. Bajamos esquiando para poder acceder a la cabaña que alberga el restaurante Merjasec, que significa jabalí, ya que el sitio se especializa en la cocina de este animal, y qué mejor para un día de esquí que un buen plato caliente como lo es el Guiso de jabalí salvaje que probamos en la terraza de la cabaña.

Finalizamos el viaje gastronómico en otro pueblo de cuento. En una casa que tiene alrededor de 200 años descubrimos una manera muy antigua de cocinar: el misterioso cuarto al que llaman la cocina negra. Vemos como cocinan unas patatas en una olla de cobre que cuelga del techo, una imagen que nos recuerda a la imagen de una brujita preparando una pócima. Compartimos una típica cena de familia con pan casero, patatas hervidas, muchos quesos, salchicha y grasa de cerdo.

No te pierdas los capítulos de Me voy a comer el mundo con Verónica Zumalacárregui en Canal Cocina. Consulta aquí los próximos pases de la serie Eslovenia estreno jueves 10 de mayo de 2018 a las 17:00 y 23:30h.

Conoce el resto de ciudades que ya ha visitado Verónica Zumalacárregui en nuestra sección Me voy a comer el mundo.

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina