Macarrones gratinados con pollo y queso gorgonzola

Las claves

  • Ingr. prin.: Pasta y Cereales
  • Plato: Principal
  • Estilo: Cocina sana.
  • Ambiente: A diario.
  • Tiempo: medio
  • Dificultad: bajo
  • Comensales: 4

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • 250 gramos de macarrones
  • 200 gramos de pechuga de pollo braseada
  • 200 ml de nata para cocinar
  • 100 gramos de queso Gorgonzola
  • 3 cucharaditas de mostaza de Dijon antigua (la que tiene las semillas)
  • 1 cucharadita de tomillo
  • 1 cucharadita de nuez moscada
  • Media cucharadita de ajo molido
  • Media cucharadita de pimienta negra molida
  • Un pellizco de sal
  • Queso rallado para gratinar

Preparación de la receta


En una cazuela ponemos agua a calentar y cuando rompa a hervir añadimos los macarrones y cocemos hasta que estén hechos pero no excesivamente blandos.

Vertemos en un escurridor, les echamos agua fría y dejamos escurrir. Reservamos.


Mientras troceamos el pollo y el queso gorgonzola en taquitos. Ponemos en una sartén amplia los macarrones bien escurridos, añadimos el pollo y el queso y mezclamos bien.


Añadimos la mostaza, la pimienta, el ajo, la nuez moscada, el tomillo, la sal y la nata. Volvemos a mezclar todo y ponemos al fuego hasta que el queso se derrita. Movemos con frecuencia para que no se pegue.


Vertemos en una fuente apta para el horno, espolvoreamos con queso rallado por encima y cocinamos en el horno precalentado a 180 ºC durante unos 10-15 minutos hasta que el queso esté fundido.

Servimos ¡y a disfrutar!


Foto del plato terminado:

Trucos

La mostaza Dijon antigua se puede sustituir por mostaza Dijon original que no lleva las semillas, aunque yo prefiero que las lleve porque le da otra textura al plato.

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina