Lubina adobada crujiente sobre su espina y salsa tártara Por: Quique Barella
Claves
Ingr. prin.:Pescados y Mariscos
Plato:Plato único
Estilo: Cocina casera, Cocina del mar, Cocina francesa, Cocina del mundo,
Ambiente: A diario, Friends, Sexy y picante, Veraniega,
Tiempo: alto
Dificultad: medio
Ingredientes principales
1 lubina de 700 g
2 vasos de vinagre de vino blanco
2 cucharadas de orégano
1 cucharada de pimentón dulce
½ cucharada de pimienta negra molida
Harina de garbanzos
1 chile fresco
2 dientes de ajo
Germinados
1 limón
Para la salsa tártara:
8 cucharadas de mahonesa
2 pepinillos en vinagre
2 cucharadas de alcaparras
1 chalota
1 huevo cocido
Perejil
  1. Preparación de la receta
  2. Limpiamos la lubina y sacamos los lomos limpios de espinas. A continuación, retiramos la piel de los lomos y cortamos en trozos de 3 cm.

  3. Lavamos la espina y secamos.

  4. Preparamos el adobo con el vinagre, orégano, pimentón, sal, pimienta negra, los dientes de ajo picados y medio chile en rodajas.

  5. Introducimos los trozos de lubina en el adobo y maceramos durante 2 horas en la nevera.

  6. Preparamos la salsa tártara mezclando la mahonesa con los pepinillos, alcaparras, chalota, perejil y huevo cocido picados.

  7. Escurrimos bien los trozos de lubina y retiramos los trozos de ajo y chile.

  8. Enharinamos la espina y freímos en abundante aceite hasta que esté bien crujiente.

  9. Enharinamos los trozos de lubina con la harina de garbanzos, retiramos el exceso y freímos en abundante aceite hasta que estén dorados.

  10. Servimos colocando la espina de base y sobre ella los trozos de lubina fritos. Decoramos con los germinados, rodajas de chile y ralladura de limón.

  11. Acompañamos con un bol con salsa tártara.