Daifuku de fresas Por: Anna Olson
Claves
Ingr. prin.:Arroz
Plato:Postre
Estilo: Cocina asiática, Cocina dulce,
Ambiente: Exótica, Romántica,
Tiempo: medio
Dificultad: medio
Ingredientes principales

120 g de harina de arroz dulce (para mochis)

175 ml de agua

100 g de azúcar blanco

Colorante alimentario en gel de color rosa

Almidón de maíz o de patata, para espolvorear

125 g de pasta de alubias rojas endulzada (disponible en supermercados asiáticos)

2 cucharadas de fresas liofilizadas y trituradas

  1. Preparación de la receta
  2. Mezclamos la harina de arroz y el agua en un bol. Ponemos el bol en una vaporera de bambú sobre una olla con agua hirviendo a fuego lento, o si no la tenemos en un escurridor.

  3. Envolvemos la tapa en un paño de cocina para evitar que el agua gotee sobre la masa y cocinamos al vapor durante 20 minutos.

  4. Volcamos toda la masa cocida a una cacerola y añadimos el azúcar. Revolvemos a fuego medio-bajo hasta que el azúcar se haya disuelto y la masa esté elástica, de 3 a 5 minutos. Añadimos el colorante de color rosa si nos gusta.

  5. Espolvoreamos también una superficie de trabajo con el almidón de maíz o de patata. Hacemos lo mismo con una bandeja de 22 x 33 cm para poder mover la masa. Pasamos la masa a la superficie de trabajo. La dejamos que se enfríe durante 1 o 2 minutos, hasta que se puede tocar con los dedos almidonados sin que se pegue.

  6. Espolvoreamos la masa con el almidón y también el rodillo. Extendemos suavemente la masa hasta que tenga 6 mm de espesor en forma de rectángulo (no es necesario llenar la bandeja). Levantamos la masa con cuidado y la ponemos en la bandeja. Dejamos enfriar durante al menos media hora antes de rellenar.

  7. Para el relleno, mezclamos la pasta de alubias rojas y las fresas liofilizadas trituradas. Colocamos la masa sobre una superficie de trabajo limpia (no es frágil en este punto) y quitamos el exceso de almidón. Usamos un cortador redondo de galletas de 6 cm para cortar tantos círculos como podemos.

  8. Usamos una cucharada pequeña o 2 cucharaditas para colocar pequeñas cantidades (un poco menos de 1 cucharada / 15 ml) de relleno en el centro de cada círculo. Sosteniendo el círculo en una mano, usamos la otra mano para cerrar la bola. Colocamos el daifuku, con la costura hacia abajo, en una capsula pequeña de papel. Repetimos lo mismo con los daifuku restantes.

  9. Tapamos sin apretar y dejamos enfriar antes servir.