Noticias - Publirreportaje

Planes de invierno que maridan con vino

09 de enero de 2019

Ahora sí, winter is here. El frío con mayúsculas, las gripes y los días sin sol han llegado. La gente camina por la calle pálida y con escarcha en la nariz cual caminantes blancos más allá del muro. Seguro que te dan ganas de hibernar en una cueva hasta la primavera, pero resiste la tentación. El invierno es una estación ideal para hacer muchísimos planes que, acompañados de un buen vino, acabarán haciendo de ésta tu estación favorita. Aquí unas sugerencias para aprovechar al máximo esta época del año.

IR A LA NIEVE

Anímate a subir a esquiar a alguna de las múltiples pistas que tenemos en nuestro país. Si no te atreves a ponerte los esquís siempre puedes tirarte en trineo ladera abajo, hacer muñecos o batallas de bolas. El caso es disfrutar de un día de nieve para después darse una ducha caliente y descansar con una copa de vino junto a la chimenea de la casa rural.

PATINAJE SOBRE HIELO

Si te quedas en la ciudad, puedes esquiar también en alguna pista artificial o conformarte con ir a patinar sobre hielo y darte trompazos al ritmo de la música. Cuando te canses de caerte, siempre puedes tomarte un vino en la cafetería de la pista de patinaje mientras ves cómo se caen los demás. 

ENOTURISMO RURAL

El invierno es tiempo de vinos y un buen momento también para  visitar bodegas y viñedos. Un plan ideal de fin de semana es ir a conocer alguna de las estupendas bodegas que tenemos repartidas por toda la geografía nacional. De paso disfrutaremos de los paisajes y la gastronomía del lugar, además de aprender sobre sus vinos.

De norte a sur y de este a oeste España nos ofrece multitud de bodegas para visitar y maravillosos vinos que degustar. Allí podremos también hacer catas y cursos de maridaje que nos enseñarán toda la magia del vino in situ.

ACTIVIDADES CULTURALES

Si tu apartamento es Invernalia porque tener la calefacción puesta todo el día es una pasta, arréglate y sal. Te saldrá más barato. Hay multitud de planes culturales donde estarás a cubierto y calentito mientras te entretienes. Exposiciones, museos, teatro, cine, monólogos o un scape room.  Por supuesto antes o después maridaremos nuestro plan cultural con unas tapas y unos vinos.

IR DE COMPRAS

No puedes dejar pasar el invierno sin ir de tiendas para aprovechar las rebajas. Podrás comprar calzado calentito y abrigos a buen precio que tendrás nuevos para el próximo año. Queda con alguna amiga o amigo, os vais de compras por la mañana y después a comer a un sitio chulo disfrutando de un buen vino.

SPA

Otro clásico del invierno es irse a un spa. Ya sea una escapada de fin de semana a un balneario o una hora en un spa urbano, tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán. Después del relax del agua caliente y los masajes,  una comida sana acompañada de un vino nos dejará sin estrés. Si tu presupuesto no te llega, siempre puedes montártelo en casa: llenas la bañera con unas sales marinas, pones música relajante, unas velas y a disfrutar del baño mientras saboreas una copa de tu vino favorito. Si lo hacen en las pelis, tú también puedes.

APÚNTATE AL GIMNASIO

Es el momento de poner en práctica tus propósitos de año nuevo. Vale que no te apetece salir a correr con este tiempo, pero existen unos lugares llamados gimnasios y polideportivos donde además de hacer ejercicio seguro que conoces gente interesante. Incluso en invierno muchos se desapuntan con lo cual siempre tendrás libres las máquinas y clases que quieras. Natación, zumba, pilates… Lo mejor del deporte sin duda es el vinito y la tapita de después para compensar tan magno esfuerzo. Nos lo hemos ganado.

PLANES EN CASA

-Limpiar trastos y ordenar: Es invierno y vas a pasar muchas horas en casa. Tienes que convertirla en un lugar agradable y acogedor porque si no terminarás preso de la locura como Jack Nicholson en El Resplandor. En los Países Nórdicos son expertos en esto de hacer hogares cálidos y confortables porque lo de allí sí que es frío polar. Aprovecha las horas que pasas en casa en invierno para ordenar y tirar lo que no necesitas. Dice el Feng Shui que liberarnos de cosas que no utilizamos genera vacío y el vacío traerá cosas buenas a nuestra vida, así que a vaciar.

Basta ya de síndrome de Diógenes. Ponte una música que te inspire, una copita de vino y a por ello. Haz dos montones: el de cosas que no usas nunca, el de cosas que son para donar y el de objetos que no sirven para nada pero tienen un valor sentimental. El primer montón tíralo, el segundo repártelo entre quien lo necesite y el tercero guárdalo en una caja hasta la siguiente revisión.

-Leer: Cuando ya tengas tu hogar recogido digno de  portada de Ikea, te apetecerá hasta leer. Aprovecha las temperaturas bajo cero para ponerte el chándal y leer ese libro que tienes pendiente acompañado de un vinito. De vez en cuando nos merecemos momentos para nosotros.

-Invita a tus amigos a cenar: En invierno apetece más reunirse en casa con los amigos. Una cena de picoteo, unas botellas de vino y unos juegos de mesa es un plan casi más divertido que irse de fiesta. Podéis jugar a algún juego de los de toda la vida como el Monopoli, el Trivial,  adivinar películas o al clásico bingo y las risas estarán aseguradas.

-Sofá, mantita y series: Para los que prefieren practicar el  “costring” en invierno proponemos sofá, mantita, copa de vino y maratón de series. Si no has visto Boardwalk Empire es el momento. En plena Ley Seca sentirás que tu copa de vino vale oro. Si te gusta sufrir, nada como el Cuento de la Criada y si te encanta darle vueltas al coco, ponte una buena dosis de Westworld o Black Mirror, podrás estar horas de debate con tus colegas sobre las diferentes  interpretaciones. No te olvides de las series con denominación de origen como La Casa de Papel o Fariña, esta última acompañada, por supuesto, de un vino gallego.

-Cocinar: Cuando te hayas cansado de estar en el sofá, anímate  a preparar alguna receta con frutas de temporada. El invierno es tiempo de naranjas, granadas, manzanas, uvas, membrillo… Haz un postre original e invita a tus amigos a merendar. Eso sí, que ellos traigan el vino, pero no cualquiera. Cada receta se debe maridar con el vino que mejor acompaña y potencia su sabor. Por ejemplo, los cítricos maridan a la perfección con vinos blancos. Los vinos dulces como el moscatel acompañan divinamente a una tarta de manzana y el membrillo va muy bien con un tinto dulce.

Aquí te dejamos unas recetas con frutas de temporada y a disfrutar del invierno:

Tarta de naranja y galletas María

Pepitas de membrillo

Crema de queso con uvas y crocanti de turrón

 

Hojaldre de manzana 3.0

 

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina