Torta de aceite y azúcar

Las claves

  • Ingr. prin.: Masas y Hojaldres
  • Plato: Postre
  • Estilo: Cocina española.
  • Ambiente: A diario.
  • Tiempo: alto
  • Dificultad: medio
  • Precio: bajo
  • Comensales: 4

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • 200 ml de agua mineral
  • 150 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 40 ml de anís (dulce o seco a vuestro gusto)
  • 1 huevo
  • 3 cucharadas soperas de azúcar
  • 1 cuchararida de postre de matalaúva
  • 1 cucharadita de postre generosa de canela molida
  • 500 gramos de harina de fuerza
  • 1 pellizco de sal
  • 1 sobre de levadura seca de panadería
  • Para la superficie
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • Azúcar blanca para espolvorear

Preparación de la receta


En la cubeta de la panificadora ponemos los ingredientes en el orden en el que están escritos. El huevo lo añadimos ligeramente batido y la matalaúva me gusta pasarla por el mortero y machacarla ligeramente para que dé más sabor.


Seleccionamos el programa de amasado de quince minutos y cuando termine dejamos reposar unos diez minutos y volvemos a seleccionar otros quince minutos de amasado.


Cuanto termine engrasamos con aceite de oliva un bol bastante amplio, hacemos la masa una bola y la colocamos en el bol. La giramos para que quede impregnada de aceite de oliva por todos lados, la tapamos con un film transparente que esté directamente en contacto con la masa y a continuación cubrimos el bol con un paño de cocina limpio.


Dejamos reposar en un lugar cálido y alejado de corrientes de frío hasta que duplique su volumen. Yo suelo prepararla por la noche y así al levantarme ya está levada.


Ponemos nuestra masa sobre la encimera bien limpia o directamente sobre un papel de hornear. Amasamos ligeramente para que pierda el aire y con las manos o con ayuda de un rodillo extendemos y le damos forma de torta. Yo os aconsejo dejarla con medio centímetro de grosor aproximadamente. Así os ocupará casi toda la bandeja del horno.


Pasamos a la bandeja del horno, tapamos con un paño limpio y dejamos levar hasta que duplique su tamaño.


Una vez levada pintamos la superficie con una cucharada de aceite de oliva y espolvoreamos con abundante azúcar blanca toda la superficie.


Introducimos en el horno precalentadoa 200º C y horneamos durante unos 20 minutos aproximadamente.

Si vemos que la superficie se dora en exceso tapamos con papel de aluminio. Tened cuidado que gracias al aceite de oliva se dora muy rápidamente, pero si no lo ponéis se queda blanca.


Apagamos el horno, dejamos unos diez minutos con la puerta entreabierta y a continuación pasamos a una rejilla donde dejamos que se enfríe completamente.


Foto del plato terminado:

Trucos

La torta tiene una miga suave y blandita que con el paso de los días se vuelve más dura y compacta. Para conservarla en buen estado mi consejo es meterla en una bolsa y cerrarla bien o envolverla en film transparente.

La masa se puede hacer perfectamente en cualquier robot de cocina o a mano. Es muy elástica y manejable y no se pega para nada a las manos.

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina