Tarta mousse de moras y chocolate blanco

Las claves

  • Ingr. prin.: Verduras Y Hortalizas
  • Plato: Postre
  • Estilo: Cocina dulce.
  • Ambiente: Celebraciones.
  • Tiempo: alto
  • Dificultad: bajo
  • Comensales: 4

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • 200 gramos Galletas Digestive
  • 75 gramos Mantequilla
  • 550 gramos Moras frescas o congeladas
  • 50 gramos Azúcar moreno
  • 75 gramos Azúcar glass
  • 7 cucharadas soperas Agua fría
  • 22 gramos Gelatina neutra en polvo
  • 450 gramos Nata para montar
  • 180 gramos Chocolate blanco
  • 2 Huevos
  • 1/2 cucharadita Esencia de vainilla

Preparación de la receta


Como siempre, el primer paso es preparar el molde. Yo he usado uno de 18 cm de diámetro. Para ello, cortamos una pieza de papel de hornear y la colocamos en la base, pillándola con las paredes del molde. Cortamos luego dos tiras alargadas y las colocamos rodeando las paredes del molde por dentro.


Base:

Con el accesorio picador de la batidora, convierte las galletas en polvo (o machácalas con un martillo y libera tensiones, como prefieras). Añade al polvo de galleta la mantequilla derretida y mezcla bien. Reparte la mezcla por la base del molde y deja enfriar en la nevera mientras realizas la siguiente capa.


Mousse de moras:

Con ayuda de la batidora, tritura 300 gramos de las moras y luego cuélalas para quitar las pepitas y que nos quede una salsa. Ponlas a calentar con los 50 gr de azúcar moreno en un cazo a fuego medio y remueve para que el azúcar se disuelva bien.

En un bol pequeño, diluye 6 gramos de gelatina en dos cucharadas de agua y deja que repose unos 5 minutos. Cuando ésta haya solidificado, añádela al cazo que está al fuego y remueve bien para que se integre con la salsa de moras. Retira el cazo del fuego y deja reposar unos minutos para que se temple un poco.

Saca 150 gramos de nata de la nevera (debe estar bien fría para que monte bien) y bátela en un bol. Cuando esté firme, añade poco a poco la salsa de moras y remueve con movimientos envolventes para no perder la esponjosidad de la nata. Vierte la mousse de moras en el molde, sobre la base de galletas y deja enfriar en el frigorífico durante al menos 3 horas.


Mousse de chocolate blanco:

Trocea la tableta de chocolate blanco y derrite los trocitos junto con 50 gramos de nata al baño maría (o en el microondas).

En un bol pequeño, diluye 10 gramos de gelatina con 3 cucharadas soperas de agua y añádelo al bol con el chocolate derretido. Es muy importante que la mezcla de chocolate y nata esté bien caliente. La gelatina se mantiene líquida con el calor, pero en cuanto se pierde, se solidifica. Remueve bien la mezcla y deja que repose un poquito.

Bate bien los 2 huevos en un bol aparte (que doblen su volumen) y agrégalos lentamente al chocolate derretido mientras sigues batiendo.

Por último, mezcla 200 gramos de nata con los 75 gramos de azúcar glass y la vainilla en un bol y bate con la batidora hasta que haga picos. Cuando esté firme, viértela sobre el bol con la mezcla de chocolate y huevos y mézclala con movimientos envolventes. Ya puedes verter la mousse de chocolate blanco en el molde, intentando que quede la superficie tan plana como sea posible. Mételo en la nevera, cubierto con papel film de plástico, y deja que enfríe unas 3 horas.


Gelatina de moras:

Como en la mousse, tritura 250 gramos de moras con la batidora, cuélalas para que nos quede una salsa y ponlas a calentar en un cazo a fuego medio. En un bol pequeño, diluye 6 gramos de gelatina en dos cucharadas soperas de agua y deja que repose unos 5 minutos. Añade la gelatina al cazo que está al fuego y remueve bien para que se integre. Retira el cazo del fuego y deja reposar unos minutos para que se temple un poco (cuidado que no se enfríe del todo porque se solidificará). Vierte sobre la tarta y deja enfriar en la nevera durante un rato (en 1 hora o así estará pero vete echándole un ojo).


Por último, para adornar, yo he añadido otros 50 gramos de nata montada y unas moras enteras, pero podéis presentarla directamente con la gelatina como última capa y también queda fantástica. Aquí, cada uno con su originalidad. :)

Trucos


Vas necesitar prácticamente un día en hacer esta tarta. No porque sea complicada, que no lo es, sino por los tiempos de espera entre capa y capa.
¡Encuentra todo lo que necesitas para preparar esta receta en nuestra Tienda de Canal Cocina!

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina