Tarta fondant unicornio

Las claves

  • Ingr. prin.: Huevos y Lácteos
  • Plato: Postre
  • Estilo: Cocina dulce, Cocina de fiesta.
  • Ambiente: Celebraciones, Friends.
  • Tiempo: alto
  • Dificultad: alto
  • Comensales: 15
  • Programa: Una tarta para ti T2
  • Episodio: 19

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • 3 Bizcochos de vainilla
  • Almíbar
  • Crema de merengue suizo
  • Fondant blanco (Principalmente) y colores distintos y llamativos para la cola y las crines
  • Azúcar glas

Preparación de la receta



En el capítulo 19 del programa de televisión Una tarta para ti T2, Jessica Déniz prepara la receta de Tarta fondant unicornio.

Siguiendo la receta de la diseñadora de tartas, Jessica Déniz, preparamos previamente Buttercream o crema de merengue suizo coloreada de rojo y un bizcocho de vainilla con la receta del Bizcocho de vainilla para tallar y decorar con fondant.


En primer lugar prepararemos el cuerno y las orejas del unicornio. Podemos hacerlo con días de antelación para que estén lo suficientemente firmes. Si lo haces el mismo día que sea lo primero que hagas.


Para el cuerno utilizamos fondant amarillo, lo moldeamos en forma de cono y con una estaca o la parte trasera de un cuchillo, le dibujamos una estría en espiral de arriba a abajo.


Te ayudará atravesar un palito de brocheta a lo largo del cuerno para fijarlo posteriormente a la cabeza y que no se caiga.


Las orejas las haremos con fondant de color blanco, para el exterior y rosa para el interior.


La parte blanca será la más grande. Amasamos un poco de fondant, lo estiramos de manera que no quede muy fino y utilizamos un cortador circular del tamaño que desees que sea la oreja de tu unicornio. No olvides pellizcar cada circunferencia por un lado para darle forma de oreja puntiaguda.


La parte rosa la moldearemos con los dedos haciendo un churrito en forma de lágrima, que aplastaremos y pegaremos dentro de la circunferencia blanca.


Si quieres asegurarte de que las orejas no se caigan, este es el momento de pincharle dos palitos de brocheta no muy grandes.


Ahora ya podemos dedicarnos a la base sobre la que vamos a colocar el unicornio.


Elige 250 g del color de fondant que más te guste y extiéndelo con el rodillo con un poco de azúcar glass para que no se pegue a la mesa.


Humedecemos la base de porexpan sobre la que irá la tarta y la cubrimos. Al humedecer con agua se vuelve una masa pegajosa que es perfecta para pegar.


Ahora cogemos 2 bases circulares de cartón dorado de pastelería del mismo diámetro que el que tiene nuestro bizcocho. Es probable que tengas que recortar los cartones para adaptarlos tanto a la base como al cuello del unicornio.


Cortamos cada bizcocho de vainilla en tres, o dos láminas iguales lo más gruesas posible.


Añadimos un poco de almíbar para darle jugosidad.


Seguidamente ponemos un poco de merengue suizo o buttercream en el cartón para que se adhiera la primera capa de bizcocho. Esta base nos facilitará la movilidad de la tarta para su decoración y para luego colocarla sobre la base donde la vamos a presentar.


A continuación, untamos más buttercream sobre el primer bizcocho y vamos montado así sucesivamente las capas de bizcocho que consideres para darle la altura que desees.


Para hacer la cabeza repetiremos la misma operación con el otro bizcocho con su propia base de cartón.


Como se trata de una tarta alta necesitaremos darle estabilidad, por lo tanto la montaremos en dos pisos (cuerpo y cabeza) con ayuda de pilares. Estos pilares podrán ser palitos de piruleta del mismo alto de la tarta que pongamos como piso inferior.


Una vez estén colocados ya podremos poner encima el segundo piso de la tarta que hemos montado previamente, pegándolo con un poco de buttercream.


Una vez finalizado el montaje de los dos pisos procederemos al esculpido que consiste en redondear lo más posible tanto la parte superior de nuestro bizcocho que será la cabeza del unicornio, como la parte inferior para dejarle un cuerpo más bien rechoncho.


Cubrimos todo con crema de merengue suizo dejándolo lo más liso posible.


Enfriamos en la nevera durante 20 minutos o más para que endurezca. Este tiempo lo aprovecharemos para comenzar a trabajar el fondant blanco (en nuestro caso hemos utilizado 1 kilo aproximadamente).


Pasados los 20 minutos retiramos la tarta de la nevera y con ayuda de una pincelada de agua la humedecemos para que se pegue bien el fondant.


Amasamos y estiramos el fondant, siempre con ayuda de azúcar glas para evitar que se pegue a la mesa, hasta lograr un diámetro lo suficientemente grande para cubrir la tarta entera.


Ha llegado el momento de cubrir la tarta con fondant blanco. Ayúdate de los dedos y la palma de las manos para que el fondant quede bien adherido a la tarta y no le salgan burbujas de aire. Si a pesar de todo salieran burbujas puedes pincharlas con un alfiler.


Lo que sobre de fondant en la base lo cortamos con ayuda de un corta pizza o de un cuchillo bien afilado.


Una vez tenemos el unicornio cubierto ya lo podemos colocar sobra la base que hemos preparado para su presentación.


Para modelar las patas simplemente tenemos que amasar cuatro churros gruesos de fondant blanco, más estrechos en un extremo y más anchos en lo que será la pezuña (Como conos alargados).


Las pezuñas las elaboraremos en fondant amarillo.
Amasamos, estiramos y cortamos con un cortador circular del mismo ancho de la base de los conos que hemos modelado previamente.
Cortamos cuatro circunferencias y, para darles forma de pezuña, les hacemos un corte triangular en un borde.
Pegamos las circunferencias a la base de los conos con una pincelada de agua.
A continuación pegamos, también, las patas al cuerpo. Primero dos en vertical en la parte delantera y las otras dos de forma horizontal en los laterales, para simular que está sentado.


El morro del unicornio lo haremos amasando una bola de fondant blanca y estirándola con el rodillo hasta lograr unos 7mm de grosor.


Cortamos con un vaso, o un cortador de galletas circular y achatamos un poco por los lados, para darle a nuestro morro una forma ovalada.


Seguidamente lo pegamos sobre lo que va a ser la cara de nuestro unicornio y aprovechamos que el fondant está blando para marcarle los dos orificios de la nariz con ayuda de un bolillo o la parte trasera de un pincel.


La boca simplemente la marcaremos con una estaca.


Para los ojos utilizaremos fondant blanco, azul y negro que estiraremos y cortaremos con cortadores circulares de distintos tamaños.


Con el cortador más grande hacemos dos circunferencias blancas, con el siguiente inferior en tamaño cortamos dos circunferencias de color azul y con el cortador más pequeño las de color negro.


Luego las pegamos una sobre otra y las colocamos con ayuda de una pincelada de agua en la cara de nuestro unicornio, más bien cerquita del morro.


El remate final de esta tarta son las crines y la cola de colores. Para hacerlas cogeremos fondant de tres o cuatro tonos diferentes y llamativos.


 


Amasamos el fondant en forma de churros de diferentes longitudes intentando que queden más finos en los extremos.


Seguidamente los pegaremos uno a uno tanto en la cabeza como en la parte posterior del cuerpo del unicornio curvándolos hacia uno y otro lado dándole movimiento para lograr un divertido flequillo y una espectacular cola.


¡Ya tenemos nuestra tarta con forma de Unicornio lista para entregar!


En este episodio de Una tarta para ti T2, la presentadora Jessica Déniz también nos enseña a preparar unos Jessi-chups con forma de unicornio.

Trucos

Si tu unicornio es muy alto sería conveniente atravesar un palo de madera de por lo menos 1cm de grosor hasta pinchar la base para evitar que se tuerza o se vaya de lado.


¡Encuentra todo lo que necesitas para preparar esta receta en nuestra Tienda de Canal Cocina!

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina