Tarta crudivegana de chocolate y naranja

Las claves

  • Ingr. prin.: Chocolate
  • Plato: Postre
  • Estilo: Cocina vegetariana.
  • Ambiente: Celebraciones.
  • Tiempo: alto
  • Dificultad: bajo
  • Comensales: 4

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • 90 gr nueces
  • 12 dátiles previamente remojados durante 2 horas
  • 30 ml sirope agave
  • 3 cucharadas cacao puro en polvo
  • 1 cucharada agua
  • 200 gr anacardos previamente remojados durante una noche
  • 70 gr cacao puro en polvo
  • 70 ml aceite de coco
  • 70 ml sirope de agave
  • 70 ml agua
  • 180 gr anacardos previamente remojados durante una noche
  • 60 ml sirope de agave
  • 120 ml aceite de coco
  • 1 naranja (el zumo y la ralladura de la piel)
  • 2 cucharadas aceite de coco
  • 6 cucharadas cacao puro en polvo
  • 6 cucharadas sirope de agave

Preparación de la receta


Lo primero de todo es hacer la base de la tarta. Para ello, pondremos en una procesadora de alimentos 90 gr de nueces, los dátiles escurridos, 30 ml de sirope de agave, 3 cucharadas de cacao puro en polvo, y una cucharada de agua. Lo trituraremos todos hasta obtener una masa homogénea. Forraremos con papel sulfurizado la base de un molde para tarta de 15 cm de diámetro. Pondremos esta masa en la base y lo meteremos en el congelador mientras seguimos con el siguiente paso.


A continuación, haremos la cheesecake de chocolate. Para ello trituraremos en una procesadora de alimentos 200 gr de anacardos previamente remojados y escurridos, 70 gr de cacao puro en polvo, 70 ml de aceite de coco en estado líquido, 70 gr de sirope de agave, y 70 ml de agua. Cuando tengamos una masa homogénea, la verteremos sobre la base de que teníamos en el congelador, y la conservaremos ahí mientras seguimos con el siguiente paso.


Ahora haremos la cheesecake de naranja. Para ello trituraremos en una procesadora de alimentos 180 gr de anacardos previamente remojados y escurridos, 60 ml de sirope de agave, 120 ml de aceite de coco en estado líquido, y el zumo de una naranja y su ralladura. Cuando tengamos una masa homogénea, la verteremos sobre la cheesecake de chocolate. Conservaremos en el congelador un mínimo de una hora.


Mientras tanto, podemos ir haciendo la salsa de chocolate que recubrirá nuestra tarta. Para ello, solamente tendremos que mezclar en un bol con ayuda de unas varillas pequeñas 2 cucharadas de aceite de coco en estado líquido, 5 cucharadas de cacao puro en polvo, y 6 cucharadas de sirope de agave.


Para terminar, desmoldamos la tarta y la pondremos sobre una base bonita. Verteremos la salsa de chocolate por encima y la repartiremos bien con ayuda de una espátula codada de manera que caigan algunas gotas alrededor de la tarta para que quede bonito. Terminaremos de decorar con flores, naranja o lo que más nos guste. En mi caso, he utilizado astromelia.


Foto del plato terminado:

Trucos

Puede ser interesante forrar también las paredes del molde con papel sulfurizados para facilitar el desmoldado de la tarta.

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina