Quinoa con bimi y crujiente de calabacín

Las claves

  • Ingr. prin.: Verduras y Hortalizas
  • Plato: Plato único
  • Estilo: Cocina vegetariana.
  • Ambiente: Light.
  • Tiempo: bajo
  • Dificultad: bajo
  • Comensales: 2

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • 100 grs Quinoa
  • 200 grs Caldo de verduras casero
  • 1 Brocoli Bimi
  • 1 Calabacín pequeño
  • 100 grs Guisantes congelados
  • 1 Cebolleta
  • 1 Ajete
  • C/N Sal y pimienta negra
  • Aceite de Oliva

Preparación de la receta


Lo primero de todo será cocinar la quinoa. Para ello la lavamos con cuidado (para eliminar la "saponina") y la ponemos en un cazo. Añadimos el doble de líquido - caldo o agua - y llevamos a ebullición. Dejamos hervir a fuego suave y con la tapadera durante 15 minutos. NOTA: No remováis la quinoa en ningún momento, ya que es un cereal delicado y se puede deshacer.


Mientras tanto preparamos y lavamos nuestras verduras. En una sartén con un par de cucharadas de aceite de oliva, incorporamos los ramilletes de brócoli, el calabacín troceado (reservaremos unas láminas para freírlas posteriormente), el ajete y los guisantes.


Salteamos todo el conjunto un par de minutos, añadimos un poco de agua (como medio vaso) y tapamos. Dejamos cocinar todo para que se ablanden los guisantes y las verduras.


Cuando tengamos la quinoa lista la añadimos a la sartén y removemos con cuidado para mezclarla bien y que vaya cogiendo los aromas. Salpimentamos al gusto.


Por otro lado freímos en otra sartén con aceite las láminas de calabacín hasta que queden crujientes y doradas. Sacamos a un papel absorbente para eliminar el exceso de grasa. NOTA: Yo aproveché además para dorar a la plancha unos tallos de brócoli para la presentación.


Ya sólo nos queda "ponerlo bonito". Colocamos la quinoa con verduras en un molde redondo, presionando con cuidado para que coja la forma. Coronamos con las láminas fritas de calabacín y disponemos un tallo de brócoli en un lado.


Foto del plato terminado:

Trucos

La quinoa es un super-alimento sano y cargado de valores nutricionales para el organismo. También puedes realizar esa plato con sémola de trigo, bulgur o avena. No olvides que un buen caldo casero cambia el sabor de las cosas para mejor, así que si tienes tiempo no dudes en elaborar tu propia poción mágica...
¡Encuentra todo lo que necesitas para preparar esta receta en nuestra Tienda de Canal Cocina!

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina