Huevos fritos de verano (helado de queso y sorbete de mango)

Las claves

  • Ingr. prin.: Otros
  • Plato: Postre
  • Estilo: Cocina dulce.
  • Ambiente: Friends.
  • Tiempo: alto
  • Dificultad: bajo
  • Comensales: 4

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • 4 yogures griegos
  • 5 cucharadas soperas de azúcar
  • 200 ml nata 35% MG
  • 200 grs de queso cremoso
  • 600 gramos mango limpio y congelado
  • 1/2 lima en zumo
  • 100 ml agua
  • 75 gramos azúcar
  • 5 hojas hierbabuena

Preparación de la receta


Primero haremos el helado de queso.
Monta la nata con las 5 cucharadas de azúcar.


Bate el queso cremoso con los yogures.
Introduce la nata, y mezcla con cuidado para que no se baje la nata y pierdas el aire introducido al montar la nata.
Esto, junto a la grasa de la receta, le aportará suavidad al comer el helado.


Mete al congelador en un recipiente bien tapado, y con un batidor de varillas, bate la mezcla cada media hora. Repite este paso cuatro ó 5 veces para romper bien los cristales de hielo que se van formando durante la congelación del helado.


Una vez batido las 5 veces, deja en el congelador hasta que lo vayas a comer. Bien tapado. Deja a temperatura ambiente unos 10 minutos antes de comerlo para que se ablande un poco y puedas darle forma de bola, o lo que quieras.


Por otra parte, tenemos que preparar el sorbete de mango.
Pela y trocea el mango y mételo al congelador unas 4 ó 5 horas mínimo.


Cuando te lo vayas a comer, infusiona la hierbabuena con el agua y el azúcar.


Una vez se temple la infusión, pon el mango congelado con la hierbabuena y el agua de infusionarla en una batidora potente, que pique hielo, durante unos segundos. Añade el zumo de media lima y mezcla bien.
Si te queda un poco blando para hacer bolas, introduce una media hora el sorbete al congelador, o también puedes añadir 2 ó 3 cubitos grandes de hielo y picarlo junto al sorbete.
Si te sobra sorbete, lo puedes congelar de nuevo, pero hazlo en cubitos para que lo puedas picar sin problemas cuando desees comerlo.


Montaje del huevo frito.
Pon en un plato dos bolas de helado de queso, y aplánalas con una cuchara.
Coloca encima una bola de sorbete de mango.
Adorna el plato con unas patatas fritas falsas hechas con sobaos pasiegos.


¡A disfrutarlo!


Foto del plato terminado:

Trucos

La nata debe montarse bien fría en un recipiente metálico, a poder ser, y muy frío también. Lo puedes meter media hora antes en el congelador.
¡Encuentra todo lo que necesitas para preparar esta receta en nuestra Tienda de Canal Cocina!

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina